Ir al contenido principal

Esta semana 27

Esta semana ha estado bastante bien.

Esta semana hemos pasado un par de días en el pueblo, coletazos de un fin de semana que se alargó hasta el martes, en el que los primos disfrutaron de tiempo juntos, y en el que conocimos a un nuevo miembro de la familia, el hijo de mi prima, y disfrutamos de reencuentros familiares.



Esta semana por fin he terminado, al menos de momento, todos los papeleos de matrículas que me agobiaban.

Esta semana he empezado a organizar y ordenar libros, y la verdad es que lo estoy pasando bien, y creo que ya me va quedando menos de la mitad, a pesar del lío de meterme con los libros infantiles y juveniles, que en casa son cientos, y de archivarlos todos.



Esta semana hemos cogido el ritmo de la piscina, de las barbacoas, de acostarnos tarde, de pasar calor, de pasar horas sin hacer nada, en definitiva, del verano.

Esta semana he estado leyendo mucho, terminando y empezando libros, releyendo Siempre hemos vivido en el castillo, yo que nunca releo, solo para hacerlo a la vez con mis chicas, y lo he pasado genial. Además, he aumentado muchísimo mi lista de libros pendientes, de la que ya puedo decir sin temor a equivocarme que es una lista sin fin.



Esta semana también hemos estado en el cine, huyendo del calor.

Así que ha sido una semana completita.

¿Cómo ha sido la tuya?


Comentarios

  1. Yo también ando recolocando libros aunque por ahora solo he ordenado los del niño. Meterme con los míos me da pánico.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Pues esta semana ha sido de verano: perrear, piscina, acostarnos tarde... Y la que viene, en principio, se presenta igual 👏🏼👏🏼👏🏼

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Cosas de familia

En los últimos días, hemos realizado en casa un salto al pasado que nos ha dejado a todos nostálgicos y pensativos. Os cuento.

Mi madre es la de los tirabuzones
Mi hijo mayor tenía que hacer un trabajo de historia que consistía en entrevistar a una mujer que hubiera vivido durante la dictadura de Franco. Las preguntas de la entrevista venían dadas en el enunciado del trabajo y eran cuestiones sobre igualdad, oportunidades para trabajar, el cuidado de los hijos, expectativas de vida, dieta, higiene... no sé, muchas cosas.

Por supuesto que la persona elegida la teníamos en casa: su abuela. Y ella encantada de contar su vida a su nieto mayor. Y él también, porque le encanta estar por ahí cuando una persona mayor cuenta anécdotas de su vida, o de cómo se vivía en otras épocas. Nunca se pierde las conversaciones familiares, las cosas que le cuentan sus abuelos, y le encanta hablar con mis tíos abuelos, que aún me quedan dos, y ambos con una memoria prodigiosa.

Ya me gustaría a mí que alguna …