Ir al contenido principal

Patria

Me ha costado ponerme a leer este libro, que hace como un año que ya me recomendaron. No hacía más que leer buenas críticas y pensaba que a lo mejor no me iba a gustar, no sé por qué.

Finalmente le llegó el turno, después de una temporada de leer poco y de varios libros malos como un dolor.



Título: Patria.
Autor: Fernando Aramburu.
Editorial: Tusquets.


Puedo deciros que me ha encantado, y que también he tenido que ir parando cada poco porque el libro es duro y difícil. No porque esté escrito de forma complicada, no porque sea trabajoso de leer, no es eso.

Una cosa que no he contado nunca por aquí es que en mi familia hay militares y guardias civiles, y en mi grupo de amigos hay guardias civiles y policías. Tampoco os he dicho que mi cuñado, sin ir más lejos, sufrió un atentado hace muchos años, y que otro familiar, experto en deactivación de explosivos, tuvo otro atentado en el que quedó muy mal y duró unos cuantos años en estado casi vegetativo hasta que falleció.

Os cuento esto ahora porque quiero que sepáis que yo sabía que había una realidad que me estaba perdiendo, digamos que la del otro lado, y que no entendía.

Vale que sigo sin entenderla, pero este autor me ha puesto nombres y caras a cómo era vivir en un pueblo vasco hace unos años, a cómo se vivían las cosas, a cómo la política entraba en las familias, quisieras o no. Y los personajes me han resultado creíbles todos, y he podido entenderlos a todos, con sus motivos y sus ideas, algo que creía poco probable antes de leer el libro.

Me parece un libro imprescindible, tanto que mi compañero del curso pasado me escribió diciendo que había decidido mandárselo a los chicos de segundo de bachillerato como lectura obligatoria, porque creía que es una lectura  (de verdad) obligatoria para entender nuestra historia.

Y estoy de acuerdo. No tengo mucho más que decir.

Comentarios

  1. En efecto creo que lo mejor del libro es como llegas a entender los planteamientos de los personajes. Y entender no quiere decir justificar ni compartir.
    bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sobre todo he entendido a la parte "mala" por no destripar mucho, ya que no tengo nada/nadie para comparar ni se cómo se podria vivir la situación desde esa perspectiva...pero sobre todo me ha hecho pensar mucho en cómo vive cada persona interiormente su dolor/pena/rabia etc...me ha parecido alucinante y que hay que ponerse en la piel de todo el mundo, sin dejarse a nadie. Y como dice la sabia Bienve, sin que eso signifique ni justificar ni compartir.
      Besitos

      Eliminar
  2. No sé si es mi momento para esta lectura... (bueno sí lo sé, así que esperaré un poco a sentirme más sosegada :o) )
    ¡Disfruta del viaje!

    ResponderEliminar
  3. En cuanto termine "La última confidencia...", me pongo con Patria.

    Para el siguiente os pediré que me recomendéis uno de menos de 300 págs, que ya toca uno corto :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues "Tan poca vida" tiene 660 de ebook...pero....

      Eliminar
    2. ¿Un hijo? O algo de Lemaitre, que no suelen ser largos.

      Eliminar
  4. Pues nada, lo mismo cae ahora, que estoy sin nada.

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy igual...se que me va a costar leerlo. Me pasa como con "Tan poca vida", seguro que está genial pero me van a suponer un momento más predispuesto.

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo muy pendiente después de tantas críticas entusiastas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Yo ya he dicho y escrito por activa y por pasiva que es el libro del año...con todo los méritos.
    Y lo mejor es que me parece recomendable para todos los públicos.

    ResponderEliminar
  8. Es un buen libro, me gustó, y me hizo revivir momentos del pasado, pero también es verdad que se me hizo un poco largo, no sé bien porqué. Pero está claro que es un autor que merece merece mucho la pena y que sabe perfectamente de lo que habla
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…