Ir al contenido principal

Malos olores

No entiendo demasiado por qué algunas personas, en pleno siglo XXI, no tienen la más mínima rutina de higiene corporal.

Gente que lleva día tras día los dientes sucios, que no se cambia de ropa y aparece cada día con la misma, llena de manchas y, lo que es peor, de olores.



No lo entiendo, y es algo que siempre he asociado a un bajo nivel cultural, y sin embargo, en los últimos años he descubierto que no es así en absoluto.



Tuve un compañero hace un tiempo que llevaba todos los días el mismo forro polar sin camiseta ni nada debajo. Sí, sé lo que estáis pensando. Puaggggggg.



He tenido otro compañero (poco mayor que yo, por cierto) que iba a casa de sus padres una vez al mes, más o menos, y de allí volvía limpio y duchado, pero el resto del mes su aspecto se iba deteriorando y todos sabíamos si estaba en el instituto o no y en qué zona se encontraba solo por el olor que desprendía por donde pasaba.

Tengo otro que huele fatal y, no solo eso, sino que por donde pasa también se nota. Creía que era yo, que me pongo mala con estas cosas, o que era solo algo de lo que nos dábamos cuenta algunos, pero el otro día subía a clase y una alumna que me acompañaba me dijo: Por aquí ha pasado Fulanito. Deja rastro por donde pasa, ¿verdad, profe?



Y el caso más terrible es el de mi compañero, ese que se tira pedos habitualmente en clase, ese que no se ha cambiado de pantalones en toooooooodo el curso, ese que ha llevado el mismo jersey y camisa desde Navidad hasta ahora, ese que es un cerdo con todas las letras, y no solo en su higiene, sino en sus gestos, en su forma de comer, en su forma de tratar a los alumnos...

Y luego nos quedarán ganas de protestar cuando un alumno huele mal... (que, por cierto, este año yo no tengo ninguno, ni uno solo, que no huela a recién duchado).

Comentarios

  1. Lamentable pero muy cierto.
    Veo (y sufro) cada día gente como la que describes.
    Añado otro especimen de guarrería : mujeres que llevan la cara pintada como una puerta y no se han duchado...

    Besos,Ro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Gente que se maquilla y se arregla y que no se ducha y lleva el pelo sucio día tras día.

      Besos.

      Eliminar
  2. Te diré cual es el porqué. No tienen el más mínimo sentido olfativo y de la vista también van fatal (lleven o no gafas, si las llevan tendrían que haberlas cambiado hace tiempo). Por otro lado piensan que la ropa que llevan es buena, hay que amortizarla y que se estropea con los lavados (!!?)Y además de los demás piensan que menuda pérdida de tiempo y/o dinero invertir algo en ropa e imagen....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que cuando uno huele mal es el primero en olerse. Yo sudo mucho y la ducha diaria es indispensable aunque no haga esfuerzos físicos, y el desodorante es mi mejor amigo, y si hace calor o demás siempre estoy obsesionada con que huelo.

      Besos.

      Eliminar
  3. Si a la mala higiene corporal añadimos el olor a tabaco y alcohol..... Ya sin comentarios.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué buenas fotos! Jajajaja, muy ilustrativas.
    Conozco a una chica, adolescente, a la que le ocurre eso. Ha hablado con ella su tutor (bueno, tutores, porque no ha sido un año) por quejas de los mismos compañeros, también con su madre, sus amigas se lo han dicho... Y no cambia. ¿Por qué? Ni idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A algunos adolescentes les pasa. Odian pasar por la ducha. Para eso estamos los padres y los de alrededor, para decírselo, por su bien, pero a algunos les cuesta mucho entenderlo, quizá porque no han aprendido hábitos de este tipo en casa.

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo lo llevo fatal porque no puedo con los malos olores y aquí en el trabajo teníamos un compañero (afortunadamente se jubiló) que olía fatal porque no se duchaba y era fumador empedernido, y para mí era un suplicio cuando tenía que interactuar con él. Me repugna la gente que como yo digo suda nicotina!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es cierto, y oler a tabaco y alcohol a las ocho de la mañana antes de entrar en clase también he tenido alguno, yeso es peor.

      Besos.

      Eliminar
  6. ¡¡¡Madre mía qué mala suerte has tenido!!!
    Casos así conozco pero claro, lo tuyo es de record, yo tantos casos juntos no he visto jamás.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, os hablo de diferentes compañeros de distintos sitios. Este curso son dos, pero han sido algunos más a lo largo de los años.

      Besos.

      Eliminar
  7. Es que de pensar en tu compañero (por decir algo) me da un asco supremo.

    Yo tengo este año una compañera que viniendo de su casa viene manchada, y con la raya el pelo de un kilómetro por tintar y el pelo sucísimo... No puedo entenderlo, de verdad, somos un colectivo bien pagado, seamos serios. Y encima somos un ejemplo para nuestros alumnos. Ya no digo que vayas de marca, pero limpia, aseada, duchada... ¡Qué menos!

    Yo este año sí tengo algún alumno al que le cuesta asearse, pero estamos trabajando en ello!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, lo normal es tener algún alumno al que le cuesta, por edad, circunstancias en casa... pero en los adultos no me parece tan perdonable.

      Besos.

      Eliminar
  8. A mi lo que me da pena,es que en ocasiones se mete en el mismo saco al que no se asea y al que por determinados problemas, tipo " problemas de salud", puede pasar por no aseado.
    Una compañera tras un cáncer de pecho perdió gran parte de la movilidad de un brazo, el derecho. Esto le impedía vestirse,teñirse y peinarse como antes. Mucha gente que no sabía de este problema previa de salud, la encasillaba en ese grupo de "gente poco aseada" por decisión propia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es un caso extraño, la verdad. Yo también he tenido alumnos con muy malas condiciones sociales, sin agua caliente en casa, y era comprensible que en invierno vinieran sin duchar, pero no lo es para una persona con un sueldo normal y una condición cultural y social que se supone normal.

      Besos.

      Eliminar
  9. Yo por suerte jamas he tenido profesores que olieran mal, pero mis compañeros tenian un profesor en una optativa, que si, y se reían de el...
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff es que para los chicos es cómico, hasta que el mal olor es continuo y desagradable, y entonces deja de hacer gracia.

      Besos.

      Eliminar
  10. ¿Y dirección no les dice nada?..deberían.
    Y si no, anónimos en su taquilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se les dice nada, y no lo entiendo. Además, a veces están en la dirección...

      Besos.

      Eliminar
  11. Yo de pequeña tuve una compañera de clase que olía a vaca que tiraba patrás, era horrible. Ahora, trabajando en una academia, te puedes imaginar....desde el típico que se tira meses con el mismo chandal día tras día, y cuando entra, apesta el habitaculo completo, a los que pegan una peste a sudor rancio que no hay quien lo soporte...y el olor adolescente a sudor....uffffffffffffffffffffffffff

    ResponderEliminar
  12. Da mucho asco sólo con pensarlo :S Yo tampoco entiendo que siendo profesores sean así de dejados y de desagradables. ¿Qué se les pasará por la cabeza?, me pregunto.
    Y no, no creo que se den cuenta. Hay algunas personas que somos mucho más sensibles a los olores que otras.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Hay casos de suciedad que seguro tapan problemas aún más terribles, qué pasará por sus cabezas? (shampoo no, eso seguro xD)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…