miércoles, 16 de agosto de 2017

Salimos rumbo al sur

Estamos de viaje, rumbo al sur. Hoy empieza nuestro verano familiar en Cádiz.



Ya os contaré.

lunes, 14 de agosto de 2017

El hombre que se enamoró de la luna

Dina recomienda fervientemente este libro en su canal. Y, como ella decía, es un libro que tengo desde hace mil años, y que me había preguntado varias veces de dónde habría sacado la recomendación o por qué estaba allí porque no me llamaba nada la atención.

Finalmente me he decidido, en este verano que está siendo especialmente lector, y no como otros años de sagas juveniles y novelas ligeras.




Título: El hombre que se enamoró de la luna.
Autor: Tom Spanbauer.
Editorial: Austral.

Si os cuento que es una historia que se desarrolla en el oeste, cuyo protagonista es un niño indio huérfano que vive en un prostíbulo y que allí desde pequeño no tiene más remedio que vender su cuerpo para ganarse la vida, pensaréis en un drama o en un tipo de libro que no es el que ha escrito este hombre. Porque la verdadera historia que cuenta es la de la búsqueda de la propia identidad, y trata hechos muy dramáticos como si no lo fueran en absoluto.

¿Qué puedo decir de este libro?

Primero, que está bien escrito, muy bien escrito.

Segundo, que es una de las historias más extrañas que he leído en mi vida.

Tercero: aún estoy pensando si me ha gustado o me ha horrorizado. Desde luego no me ha dejado indiferente, pero no sé si para bien o para mal. Por momentos decía: venga ya, este hombre está como una verdadera cabra. Y en otros... en otros también.

En fin, que me ha encantado leerlo, porque es algo totalmente diferente, un libro que me ha sorprendido muchísimo, y que me ha tenido enganchada a la lectura durante días, pero no os lo recomiendo, no es un libro que regalaría ni recomendaría salvo que lo hiciera a alguien que supiera que está bastante loco. Y sí, tengo curiosidad por leer algo más de este escritor, pero no sé si ahora mismo...


domingo, 13 de agosto de 2017

Esta semana 31

Esta semana comenzó de la mejor manera posible: con un esperado encuentro con amigas, que vinieron a mi ciudad. Disfrutamos mucho del día juntas, casi no hablamos, y estamos deseando vernos de nuevo.

A ver si os reconocéis en la foto...

Esta semana mi peque ha estado toooooooooda la semana fuera. Y a mí se me ha hecho interminable. Sí, lo sé, no tengo motivos para quejarme. Ayer fuimos a buscarlo por la tarde. Lo ha disfrutado muchísimo, ha estado contento, no se ha acordado de nosotros para nada, ha sido feliz, y ha jugado e interactuado con otros niños. Pero lo he echado tantísimo de menos...

Esta semana no hemos tenido muy buen tiempo. No, al menos, un tiempo de verano, de piscina y calor. Ha sido irregular, con tardes de viento y hasta frío, y entre unas cosas y otras apenas he ido a la piscina.



Esta semana ha sido el cumpleaños de mi hijo mayor. Dieciséis años ya. Salimos los tres a celebrarlo a un restaurante nuevo que nos encantó. Cada vez es más mayor, se puede hablar con él de todo, y me gusta la persona que es, algo que a veces me sorprende y no sé por qué, como si de vez en cuando lo mirara desde fuera, no como su madre, sino como una observadora extraña y pensara: me cae bien este chico. Otras veces lo miro como su madre que soy y me dan ganas de matarlo, claro.

Esta semana hemos tenido conciertos, porque hemos ido como público a los que han dado los asistentes al curso de verano de mi peque, y me han encantado, como me pasa siempre.



Esta semana he leído un montón pero parece que se me acumulan los libros pendientes, empezados y a medias, así que tengo el firme propósito de no empezar nada nuevo en estos días y de terminar todo lo que tengo a medias para empezar libro nuevo en el viaje. No sé si a alguien más le pasa, pero me encanta empezar libro al empezar un viaje, y elegirlo bien para relacionar el lugar con el libro, o los libros, que leo allí.

Esta semana estamos ya dispuestos y preparados para irnos en un par de días de vacaciones al sur. A ver qué tal se nos da...


sábado, 12 de agosto de 2017

Bookshelftour

Me encanta ver este tipo de cosas, ya sea en youtube (red social que utilizo poco porque no encuentro tiempo para tanto vídeo) como en IG. Y en estos días, muchos ya lo sabéis, he estado haciendo el mío.



(Vale, por si alguien no lo sabe, un #bookshelftour es un viaje por la librería de una persona, una ruta guiada por lo que allí hay)

Ayer terminé mis estanterías del salón, las más abarrotadas de libros, pero tenía intención de enseñar las de los niños, aunque no sé si lo haré al final o no, más que nada por falta de tiempo. Veremos.



Me ha encantado, con mi mala memoria, recordar algunas lecturas, ver que tengo libros que no he leído y que me gustaría hacerlo y libros que no me importaría que no estuviesen ahí y no haberlos leído nunca.



Y lo cierto es que el ritmo al que crece mi colección de libros ha bajado mucho en los últimos años, primero por una razón poderosa: hijos pequeños, que me mantuvieron lejos del mundo literario durante un tiempo, y después el libro electrónico, del que soy gran defensora y que me parece lo más cómodo del mundo para ir y venir y leer lo que te apetezca.



El libro como objeto de deseo ya no lo es tanto para mí salvo en lo que se refiere a novelas gráficas y libros ilustrados, o ediciones muy cuidadas y especiales de libros que sé que voy a querer tener. Y reconozco que me gusta la idea de no acumular tantos libros como solía, porque no tengo espacio en casa para todo lo que me apetecería tener, y no me refiero solo a libros...

Pero tampoco haré nunca como un conocido mío, que se deshizo de todos los libros y cedés cuando empezó la era digital y no ha vuelto a comprar libros ni música en formato físico.

jueves, 10 de agosto de 2017

La uruguaya

Hoy vengo con otro libro que he leído este verano, porque se me acumulan y quiero hablar de ellos antes de que haya pasado el tiempo y se me olvide completamente de qué trataban.

A finales de julio, Bienve me mandó de deberes leer este libro. En realidad nos lo aconsejó a todas porque le había gustado mucho. Y nos dispusimos a hacerle caso.



Título: La uruguaya.
Autor: Pedro Mairal.
Editorial: Libros del Asteroide (no es la portada que os pongo pero es que esta me gusta más)

La novela narra un día en la vida del escritor Lucas Pereyra, pero un día decisivo en el que muchas cosas cambiarán para él.

Se trata de un cambio en el tipo de libros a los que estoy acostumbrada, ya que es una novela escrita en español de Argentina, con un lenguaje muy vivo que te sorprende desde la primera página.

Es un libro muy breve pero encontramos en él unas maravillosas descripciones, reflexiones sobre temas tan variados como el amor, el sexo, el paso del tiempo, la familia, la paternidad, la amistad,... todo ello contado con una voz narrativa que es la del propio protagonista y que nos lleva de la mano por sus pensamientos y motivaciones de una forma que me ha encantado.

Lucas tiene una vida como tantas, con sus cosas buenas y malas, pero ese día tiene que hacer algo, o decide hacer algo, y ese algo implica un viaje al país vecino, y será un viaje que, como el de Ulises, te cambia la vida y la de los tuyos.

Un libro que me parece muy interesante y que os recomiendo mucho.

miércoles, 9 de agosto de 2017

He visto 34: Mirai nikki

De vez en cuando, sigo los consejos de alguno de mis alumnos o ex alumnos en cuanto a libros, películas o series. Si ellos aceptan muchas veces mis consejos, yo también puedo aprender muchas cosas de ellos. Y en los últimos tiempos me he aficionado un poco al manga y al anime. Y he visto algunas cosillas.



Mi primer encuentro con este tipo de series fue con Death Note, que la vi con mi hijo mayor, y luego ya he visto unos cuantos. Hace no mucho os hablaba de Toradora, que me encantó, con esa mezcla de humor y romance tan tierna, y también Orange.

Ya sé lo que me vais a decir: que esto de los mangas y los animes os importa un pimiento e incluso menos. Pero en dos días me he visto este anime que me ha parecido muy entretenido y bastante bueno.

Es, como dicen mis chicos, una rayada total. El protagonista, Yuki, es un chico muy tímido y poco sociable que tiene dos amigos imaginarios; uno es Deus ex machina y el otro Murumuru, su ayudante. Además, el chico escribe en su móvil una especie de diario de todo lo que ocurre a su alrededor. El dios le propone una especie de juego, que consiste en que su diario se convierte en un "diario de futuro", es decir, que predice lo que va a suceder en los próximos noventa días. En el mundo habrá un total de doce personas poseedoras de diarios de futuro y tendrán que matarse entre ellas porque solo puede quedar uno, que será un dios, ya que al dios existente le queda muy poco tiempo de vida.

Ya, ya sé que leído así llama poco la atención, pero la historia es aún más complicada de lo que parece, y luego cuando crees que sabes de qué va todo resulta que no es como creías... en fin, que me ha gustado bastante, porque es una historia en la que nunca sabes lo que va a suceder a continuación y que te va creando cada vez más dudas a medida que avanza.




martes, 8 de agosto de 2017

Un viaje soñado: Nueva York

Os lo he dicho cientos de veces. Tengo unas ganas terribles de conocer Nueva York, llevo tiempo ahorrando para ello, y creo que este año (y cuando digo año me refiero a curso) tiene que ser la definitiva.



No puedo hablar muy alto porque este viaje depende de tantas cosas, no solo económicas, que es probable que mi ilusión tenga que ser aplazada... otra vez.



Pero, en primer lugar, había pensado que tenía que ser un viaje familiar, porque mi hijo mayor tiene un montón de ganas de viajar a Estados Unidos y ya nos parecía que teníamos que ir todos. Eso suponía un desembolso bastante importante.



Pero resulta que lo hemos pensado mejor, porque mi hijo este verano ha estado en Jersey, y el próximo verano tenemos pensado que vaya a Estados Unidos, y tiene cientos de oportunidades de viajar que nosotros no hemos tenido, así que iremos los dos solos. Viaje de aniversario, o cualquier excusa que le pongamos, pero ya va siendo hora de volver a viajar los dos solos.



Y eso me arregla un poquito el tema económico, está claro.



Además, este año hay un par de puentes curiosos en el primer trimestre, en especial el de la Constitución, y solo falta ver si podemos arreglarlo pronto para tener libres esos días los dos. Y si no, lo intentaremos en otro momento, pero espero que de este año no pase.

Mientras tanto, sigo soñando con ese destino. Espero que no me decepcione.

lunes, 7 de agosto de 2017

Ritos funerarios

Había leído alguna buena reseña de este libro, de Bettie, por ejemplo, y de Marialu, y me hice con él en cuanto pude.



Título: Ritos funerarios.
Autora: Hannah Kent.
Editorial: Alba Editorial.

Me costó bastante arrancar, por lo extraño que me parecía todo. No en sí la historia, sino los lugares, los personajes, las costumbres, la forma de vestir y de actuar, así como las palabras, el vocabulario, los nombres de los personajes... En serio que me costó bastante meterme en la historia por todos esos motivos.

La novela trata sobre la última mujer condenada a muerte en Islandia, a la que llevan a una granja de la comarca donde sucedieron los hechos y tiene que convivir con los habitantes del lugar en espera de la ejecución. Pero saber el final no resta ni un ápice de emoción a la historia.

El costumbrismo es brutal, hace que te sorprendas a cada paso por la forma de vivir de Islandia a finales del siglo XIX, por las durísimas condiciones de vida en un lugar y un paisaje absolutamente inhóspitos.

La crudeza con la que se cuentan las condiciones de vida y las costumbres y tradiciones, la forma de vivir en esos lugares y en esa época es admirable, e hizo que me trasladara, en lo más caluroso del verano, a paisajes helados y por momentos llegué a sentir el frío que pasan los personajes, y la vida tan extrema que llevan.

Y fuera ya de esos aspectos, que son muy importantes en el libro, está la historia, que es una historia real, o al menos basada en hechos reales y muy documentada, ya que incluye textos legales y cartas y documentos de la época.

Un libro muy interesante, diferente, y muy recomendable, aunque quizá no sea lo que solemos llamar una lectura de verano.


domingo, 6 de agosto de 2017

Esta semana 30

Esta semana no ha sido tan tranquila como la pasada, pero tampoco es que haya hecho gran cosa, no creáis.



Esta semana sí, ha habido piscina, ha habido meriendas con amigos, ha habido vinos con amigas, encuentros estupendos, visitas familiares, idas y venidas... Bueno, a lo mejor sí que he hecho unas cuantas cosas...

Esta semana ha empezado el mes de agosto, y no conozco mes más rápido que este. Siempre pienso: me queda un mes y luego a los cinco minutos ha terminado. Empezó el martes y ya va que vuela...

Esta semana he bajado el ritmo de mis lecturas; sigo leyendo pero he hecho muchas más cosas y no me ha cundido tanto como me gustaría.



Esta semana hemos terminado con el inicio del campamento de música de mi peque, y aún no os puedo decir si la cosa va bien o mal. Solo me ha informado de lo que ha comido y cenado ayer y el mensaje de esta mañana era: Ya he desayunado. Igual como siempre ha comido tan mal, me he pasado de la raya con lo de que coma lo que le pongan...

Esta semana hemos estado en el pueblo a ver a mi padre y hoy nos vamos a ver a mi madre, todo esto aderezado con sobrinos, que son la cosa más bonita del mundo.

Esta semana hemos tenido viento, un calor bochornoso, y finalmente un fresquito que rozaba anoche el frío y que no me gusta nada para esta época del año.



La próxima semana empieza con otro encuentro estupendo, y voy a intentar exprimir el verano porque se nos va a toda velocidad.

¿Qué tal vuestra semana?


viernes, 4 de agosto de 2017

El campamento de música

Mañana mi peque se va durante ocho días a un campamento de música en una localidad cercana a nuestra ciudad.



Estoy, como ya imaginaréis, un poco nerviosa, no porque se vaya, no por el campamento, sino por cómo es él y por ver si se va a adaptar a vivir con otros chavales y adultos durante tantos días. Porque ya os lo he contado por aquí alguna vez: su principal problema es socializar.

Este campamento lo ha elegido él, ha salido de él, no le estamos obligando ni imponiendo nada, ni siquiera ha habido que convencerle de nada. Pero, a pesar de todo, no sé cómo puede salir.




Tiene muchas cosas nuevas para él: una profesora nueva de su instrumento que estará con él cada día; más profesores a los que no conoce, a ninguno; comer fuera de casa (algo que odia); compañeros nuevos (aunque dos de su especialidad son conocidos del conservatorio); dormir fuera de casa (no lo ha hecho nunca si no es en casa de familiares o amigos.

La ventaja es que si esto sale bien, será para él un paso gigante en su desarrollo, en su evolución para hacerse mayor. En realidad, ya lo está siendo, por su decisión de ir, y solo espero que lo disfrute para que cada vez abra su mente a más cosas y a más personas.




En estos momentos me dispongo a prepararle la maleta, ya que hoy pasamos el día fuera y mañana no quiero sorpresas ni olvidos de última hora. Ya os contaré cómo nos va.


jueves, 3 de agosto de 2017

Nuestras vacaciones familiares

Este año, por diversas circunstancias, no hemos ido de vacaciones a ningún sitio. Aún. Y digo aún porque a finales de mes nos vamos los cuatro a pasar unos pocos días a Cádiz.




Tenemos muchas ganas de ir a Cádiz, ciudad que no conocemos. Y de visitar los alrededores.



En realidad, allá por la prehistoria, recién casados, hicimos un viaje relámpago a Cádiz para que yo me presentara a unas oposiciones. No recuerdo casi nada. Llegamos por la tarde, con muchos nervios,  porque era mi primera vez, buscamos el instituto donde me presentaba, cenamos y nos fuimos a dormir. Al día siguiente, después del examen, nos cogimos el coche de vuelta, creo que después de comer, aunque eso no lo recuerdo. Solo sé que al día siguiente me examinaba en Castilla y León, en Burgos.



Nos vamos a alojar en la ciudad, en un sitio céntrico, porque no me apetecía ningún complejo turístico ni nada por el estilo. Normalmente huyo de esos sitios, que ya sé que son cómodos para playa, piscina y niños, pero a mí no me gusta la playa, la piscina la tengo a diario y mis hijos prefieren visitar cosas al turismo de hamaca.



Bueno, en Cádiz se aceptan sugerencias de lugares que visitar y sitios donde comer. Aunque ya os digo desde ahora que vamos a descansar, de verdad, nada de jornadas maratonianas en la playa, que a mí me agotan, ni de intentar verlo todo. Tranquilidad, paseos, comer bien y dormir mejor, al menos eso espero.



Ah, y también vamos a pasar un par de días en Trujillo, lugar que tampoco conocemos y al que mi marido le tiene muchas ganas. También se aceptan sugerencias.




miércoles, 2 de agosto de 2017

La pareja de al lado

Hoy vengo con una de esas lecturas de verano, ligeritas, para llevar a la playa o a la piscina, que te enganchará y que no te costará seguir aunque no estés muy concentrado en ella.



Título: La pareja de al lado.
Autora: Shari Lapena.
Editorial: Suma de letras.

Se trata de un thriller, de esos que ahora llaman domestic noir, que comienza con una cena de dos parejas de vecinos en casa de una de ellas. Los visitantes han dejado solo a su bebé en casa para asistir a dicha cena y, cuando regresan, el bebé ha desaparecido. Ahí comienza su pesadilla, pero iremos descubriendo que todos los personajes esconden algo.

Es una de esas novelas con sorpresas y vueltas de tuerca que están tan de moda en el género. Está bien, entretenido, sin más. No me ha terminado de convencer pero no puedo explicar por qué las razones. Quizá sea que no me he creído del todo a los personajes.

Como decía al principio, está bien si pretendéis leer algo ligero mientras tomáis el sol.

martes, 1 de agosto de 2017

Book tag "Mid year freak out"

Como muchas veces que veo un book tag de este tipo, no puedo evitar traerlo al blog. Esta vez se lo vi a Marialu y después de Dina.

1. Mejor libro en lo que va de año.

Quizá haya sido Patria, que creo que sea un libro maravilloso pero sí era muy necesario.



2. Mejor secuela.

Un perro. Creo que es la única secuela que he leído y me ha gustado, así que tengo poco donde elegir.



3. Novedad que quieras leer.

La sustancia del mal de Luca D'Andrea o Canción Dulce de Leila Slimani. Apenas he leído críticas y no sé por qué, pero me llaman la atención.

4. Mayor decepción en lo que va de año.

La vuelta del torno. Tenía las expectativas altas y me dejó absolutamente fría, tanto que no he escrito nada por aquí sobre esta novela de Henry James, escrita en un lenguaje enrevesado y que no me sorprendió ni me cautivó ni nada.

5. Mayor sorpresa.

Viento del este, viento del oeste. No sabía nada de este clásico de la literatura y fue una agradable sorpresa.



6. Nuevo autor favorito.

 Supongo que Shirley Jackson, porque he leído tres de sus libros en lo que va de año y me gusta mucho cómo escribe.

7. Nuevo personaje favorito.

Sin dudarlo, me encanta Merrycat, de Siempre hemos vivido en el castillo, un personaje muy enigmático y que te deja con muchas dudas.

8. Libro que más te ha hecho sufrir.

El cuento de la criada. He sufrido muchísimo con su protagonista, tanto en la serie como en el libro.

9. Libro que te ha hecho más feliz.

Paper girls. Me hizo muy feliz que me lo regalaran, tanto por el regalo como por las personas de las que venía, y luego me lo he pasado muy bien leyéndolo a sorbitos. Y estoy deseando leer más.



10. Adaptación de libro a película.

No creo que haya visto ninguna adaptación a película, así que me quedo con la serie de El cuento de la criada.

11. Libros que quieres leer en la próxima mitad del año.

Mi lista es interminable. Como ya hemos finalizado julio, puedo hablar de algunos que ya he leído, como La vegetariana o La uruguaya, de uno que estoy leyendo, Ritos funerarios, de mis próximas lecturas: La segunda parte de La reina roja, La mujer del viajero del tiempo, El hombre que se enamoró de la luna... y cientos de ellos más que me gustaría pero que sé que no tendré tiempo de leer desde septiembre, cuando empiecen las clases.

lunes, 31 de julio de 2017

Nuevo en mi cocina 2

Me encanta la cocina, por si alguno de los que pasa por aquí tenía dudas, y me encanta que me regalen cosas de comer, y comprar todo lo que veo por ahí para probar.

Del fin de semana que pasé en Madrid con mis chicas me traje algunos regalos culinarios. Ya, ya sé que de eso hace casi dos meses, pero así voy con el blog últimamente, que hablo de una película cuando la vi hace tres semanas, de un libro que he leído hace ya un par de ellas y de cosas que me regalaron hace meses.

Algunos aún los tengo que probar.



Amaranto. Aún no lo he probado y la verdad es que no sé qué voy a cocinar con él ni cómo voy a hacerlo. En algunos sitios he leído que con este producto puedes hacer unas mini palomitas. Pero poco más sé. Se aceptan sugerencias.



Bulgur. Hicimos el otro día un cous-cous con parte de esta bolsa y lo acompañamos con verduras. Nos gustó mucho a todos. Tanto que ya hemos repetido y nos queda como para otra vez. La bolsa era gigantesca.

Y también he comprado en estos días estas dos cositas.





Pasta de lentejas. Todo el mundo habla de la pasta de lentejas, creo que porque Mercadona ha sacado este producto, pero yo la vi en una tienda ecológica y la compré para probarla. Aún no las he hecho, aunque hay posibilidades de que esta semana las pruebe. Todo el mundo dice que están ricas. Ya os contaré.





Avena hinchada. A mi marido le gustan los cereales, así que estos están bien y no tienen toneladas de azúcar, como la mayoría de los cereales de supermercado. No os sé decir nada de ellos porque odio ponerle cosas dentro de la leche y no voy a probarlos. Maniática que es una.

Otros productos son de esos que ya terminamos con ellos.




Tomates crujientes. No me dio tiempo a hacerle la foto, pero tenía esta papaya crujiente de la misma marca y pensé en enseñarla por aquí. Ahora ya no quedan ni los tomates ni la papaya. Duraron muy poquito.




Semillas para poner en las ensaladas. De esa misma marca llevo años comprando combinaciones de semillas, pero últimamente apenas las uso, y tenía una bolsa casi acabada así que me decidí a terminarla por fin.


Bueno, no voy a hablar de los embutidos catalanes que también alguien me regaló, porque fue visto y no visto. Uno de ellos cuando volví a casa el segundo día había desaparecido y no me dio tiempo ni a probarlo.

En fin, como os digo, se aceptan recomendaciones de cositas que hayáis probado y os gusten o de productos de estos estilos.


domingo, 30 de julio de 2017

Esta semana 29

Esta semana ha sido bastante tranquila.



Esta semana ha sido el aterrizaje de mi hijo mayor a la vida normal, de vacaciones pero normal. Le ha costado sobre todo sujetarse en casa, que quería salir desde que amanece hasta que anochece, acostumbrado como estaba a pasar todo el día por su cuenta y sin dar explicaciones.

Esta semana mi hijo pequeño ha estado de artisteo. Resulta que estaba matriculado en el curso de música de todos los veranos, pero su especialidad se canceló esta vez por no haber suficiente matrícula, así que estábamos tan tranquilos pero nos llamaron para que fuera a echar una mano a la orquesta, porque eran tan pocos que no terminaban de sonar, así que ha estado ensayando cada día durante toda la semana, y asistiendo a los conciertos. No ha estado mal, la verdad. Y he visto en él una capacidad de trabajo, sin profesor que le diera instrucciones y un poco por su cuenta, que no conocía y me ha sorprendido gratamente.



Esta semana empezó haciendo más bien frío, tanto que no apetecía ir a la piscina, pero ha ido mejorando y hemos aprovechado los días. Hoy, por ejemplo, me toca hacer una fideuá para 30 en un rato. No sé para qué me ofrezco... A estas horas ya he vuelto de la piscina de llevar los bártulos y me dispongo a preparar cositas.

Esta semana me he cortado el pelo. Y no ha sido un poquito, como siempre, sino bastante más. Mi peluquera me dijo que si me importaba que me cambiara el corte, y le dije que hiciera conmigo lo que quisiera. Nos conocemos hace quince años, y es la peluquera de todos en casa, así que ya sabe lo que nos gusta y lo que no. Y creo que ha acertado; me queda bien, no solo porque me lo haya dicho la gente, sino porque yo me encuentro favorecida.



Esta semana mi madre terminó su estancia con nosotros y no hemos discutido ni una sola vez. Eso es un triunfo. No es que discutamos mucho ni nos echemos los trastos a la cabeza, porque somos las dos bastante tranquilas, pero siempre hay tiranteces y esta vez ha ido todo bastante suave.

Esta semana termina, con permiso de mañana lunes, el mes de julio, estamos en mitad de las vacaciones de verano, y no he hecho muchas de las cosas que quería hacer, pero he descansado un montón, y estoy muy tranquila, relajada, así que estoy contenta.

¿Qué tal va vuestro verano?


sábado, 29 de julio de 2017

Otras formas de viajar

Quiero que conste que esto no es publicidad, porque no me pagan por ello, y que no he probado aún ninguna de estas empresas dedicadas a los viajes. Pero diré que tengo ganas.



Waynabox.

Se trata de una página en la que te ofrecen viajar a un destino sorpresa desde 150 euros por persona, incluyendo avión de ida y vuelta y dos noches de hotel.

Es muy interesante porque luego puedes elegir destinos a los que no te apetece ir, lo cual va encareciendo el viaje, pero me parece una buena opción, especialmente para una escapada en pareja.



Creo que está muy bien para un regalo, o una sorpresa, porque tú compras y luego los billetes te llegan dos días antes de la salida, o sea que no sabes exactamente dónde vas a ir hasta entonces. Si le echáis un vistazo, las opciones son siempre muy interesantes.

Drumwit.

Esta página ofrece más o menos lo mismo y con el mismo sistema, pero creo que es un poco menos económica, aunque tiene más opciones, porque con la empresa anterior las fechas de entrada y salida están predeterminadas los fines de semana y con esta puedes elegir casi cualquier día.




Airhopping.

Me parece aún más interesante, porque es una empresa que te ofrece combinaciones de dos, tres o cuatro ciudades a precios más que asequibles. Se basan en un algoritmo que hace que sea más barato viajar combinando determinadas ciudades con otras y los viajes salen realmente bien de precio. Os aconsejo que echéis un vistazo. Además, ene este caso no se trata de ninguna sorpresa sino que tú eliges entre una lista de ciudades cuáles te apetece visitar y ellos te las combinan de la forma más económica posible. En este caso no incluye el hotel, aunque la página también te ofrece posibles alojamientos en las ciudades elegidas.



Si alguno por aquí ha probado estas u otras opciones parecidas de viaje, me encantaría que lo dijerais por aquí, porque tengo mucha curiosidad.


jueves, 27 de julio de 2017

La vegetariana

Tenía muchas ganas de leer este libro, tanto que no podía esperar a nada ni a nadie y me lo he llevado a la piscina, en contra de mi costumbre, que es leer fuera de casa solo en digital.



Título: La vegetariana.
Autora: Han Kang.
Editorial: Rata

No sabía exactamente de qué trataba el libro y debo decir que me ha sorprendido mucho.

Esperaba la historia de una mujer que decide ser vegetariana y los problemas que eso le causa con su familia y su entorno. Y es eso, en cierto modo, pero no lo es en absoluto. No esperaba esta historia, de la que no voy a decir nada por si queréis leerlo, pero tiene poco que ver con lo que yo imaginaba que iba a leer.

Es un libro inquietante, muy inquietante, un libro que transcurre en las fronteras entre la cordura y la locura, y que nos habla de nuestra relación con nuestro cuerpo.

Y lo que me sorprende al principio es el punto de vista narrativo. Y luego aún más. Porque es el marido el que cuenta la historia en un primer momento, después lo hace su cuñado y en la última parte su hermana, y realmente vemos a la protagonista desde el punto de vista de los demás, pero no desde el suyo propio, como si su opinión no contara, como si ella no fuera importante, ella, la protagonista. Y esto es así de forma intencionada, o al menos a mí me lo parece, para mostrarnos lo que os decía, la relación que tenemos con nuestro cuerpo y cómo influye eso en nuestro entorno, además de abordar cuestiones como la libertad de elección, la violencia contra los demás y contra nosotros mismos, el respeto hacia el mundo que nos rodea, las relaciones familiares... y también, pero no como tema principal, el vegetarianismo.

Os dejo con el comienzo:

"Antes de que mi mujer se hiciera vegetariana, nunca pensé que fuera una persona especial. Para ser franco, ni siquiera me atrajo cuando la vi por primera vez. Ni muy alta ni muy baja, con una melena que no era ni muy larga ni muy corta, tenía la piel descamada y amarillenta, ojos sin pliegues, pómulos ligeramente prominentes y vestía ropas sin color como si tuviera miedo de verse demasiado personal. Calzada con unos zapatos muy sencillos, se acercó a la mesa en que yo estaba sentado, con un paso que no era ni rápido ni lento ni enérgico ni débil."

miércoles, 26 de julio de 2017

He visto 34. Wonder Woman y Baby Driver

La semana pasada fuimos mi chico pequeño y yo a ver esta película, a la que él tenía muchas ganas.


Título: Wonder woman.
Directora: Patty Jenkins.

Creo que es la película con el peor doblaje que yo haya visto en mi vida. Lástima que en este país, al menos en provincias, no haya la posibilidad de la versión original. De verdad que es una pena.

No es significativo de la película, lo sé, pero es que no me lo pude quitar de la cabeza en tooooda la proyección.

La historia es entretenida, me gustó, pero sin más. Se me hizo extraño el principio en relación con el resto, y con la parte de la isla. Nos gustó pero no me parece la maravilla de la que hablan algunos ni el bodrio del que hablan otros. En cuanto al feminismo del que se ha discutido mucho por ahí, meh.

Y esta semana ha tocado Babydriver, una peli que me apetecía a mí y a él también.




Título: Baby driver.
Director: Edgar Wright.

Ninguna maravilla, y creo que podían haberle sacado más partido, pero nos gustó y la disfrutamos. Lo cierto es que tiene un reparto de lujo, y me gustó ver a algunos actores cambiando de registro. Entretenida. El argumento es original, y el personaje protagonista podía haber dado mucho juego, pero no llegamos a empatizar demasiado con él.

Y eso es todo de momento, porque el verano no nos está dando para sentarnos demasiado en el sofá. Estamos, además, viendo una serie mi peque y yo y eso nos ocupa la última hora de la noche, antes de dormir, así que nada de películas, por el momento.


martes, 25 de julio de 2017

Impresiones de un viaje de estudios

Mi hijo acaba de volver de pasar tres semanas (un poquito más) en viaje de estudios para perfeccionar su inglés.



Este viaje era importante para nosotros, y llevábamos ya años pendientes de que fuera a algún sitio, no solo por el idioma, sino por todo lo que le puede aportar un viaje así.

No nos equivocábamos.

No sé si en otro momento de su vida el viaje habría sido distinto, y no lo sabré, pero sí sé que este era el momento adecuado para este viaje, que él lo deseaba y que lo ha disfrutado muy intensamente.

¿Qué ha aprendido?

Suponemos que inglés, claro está. Ya llevaba tres días allí y se sorprendía pensando en inglés, así que después de unas cuantas semanas su inglés ha mejorado notablemente. Es más, le pusieron en el segundo nivel más alto de clases y a los cinco días le cambiaron al más alto, y nos escribieron un mensaje del colegio diciéndonos que tenía un nivel muy bueno. Y que le faltaba vocalizar mejor, aunque eso tampoco lo hace en castellano.



¿Qué más ha aprendido?

Una de las cosas principales, a convivir. No es que no supiera, porque es un chico que se ha movido con nosotros y que tiene muchas amistades, pero no es lo mismo eso que compartir casa con una familia y convivir día a día con grupos de personas de distintos países.

Cuando apenas llevaba una semana allí, me escribió diciendo que en el autobús enseguida se sentaba con chicas de allí y que hablaba con ellas de cualquier tema. Estamos hablando del autobús de línea, y de mi hijo, al cual hace unos años tenía que obligar a preguntar por el baño en los restaurantes porque no se atrevía.



¿Qué más?

A preocuparse de sus cosas. Si no lo ha hecho antes, es culpa nuestra, lo sé, que se lo damos todo hecho, todo preparado y que evitamos así que tenga que buscarse la vida, que recoger su ropa a diario, saber qué es para lavar y qué se puede volver a poner... ese tipo de cosas de la vida diaria que le han venido muy bien. Es cierto que esto no está del todo aprendido porque se ha olvidado en la casa donde se alojaba varias cosas, y alguna de no poco valor económico, como su iPad.



¿Cómo ha vuelto?

Ha regresado muy cariñoso, supongo que es normal, porque nos ha echado de menos. Pero aparte de eso ha vuelto como más responsable. Nada de lo que dicen algunos padres de que cuando vuelven de un viaje cuesta que vuelvan a las normas de casa. Ha vuelto siendo el de siempre y, aunque trae un par de kilos menos que no le sobraban en absoluto, por lo demás lo veo más mayor, más responsable, una versión mejorada de sí mismo.



Ah, y vuelve con ganas de más. Ya está pensando en su viaje del año que viene.