Ir al contenido principal

Middlesex

Hace poco, os pedía que me recomendárais algo, una serie, una película, un libro. Hubo dos personas que me recomendaron este libro, que ya tenía apuntado por la opinión de Pseudosocióloga.

Y me he puesto a ello.


Título: Middlesex.
Autor: Jeffrey Eugenides.
Editorial: Anagrama.

La novela cuenta la historia de Cal Stephanides, una persona muy singular. Para contarnos su vida se remonta a la de su familia, con lo que finalmente la novela es toda una saga familiar que comienza en Esmirna en 1922 y llega hasta la época actual.

Me ha gustado muchísimo la historia de sus abuelos, tan ligada a la tierra, a los orígenes, a la vieja Europa y a los comienzos, y la de sus padres, que es un poco la de la ciudad de Detroit, que se observa como un personaje más, y la de todos los demás secundarios que pueblan sus páginas, muy reales, muy llenos de vida.

El libro está plagado de referencias culturales y artísticas, sobre todo literarias, pero tambien cinematográficas, pictóricas...

Sin duda lo que más me ha gustado es el tono, entre grave, de tragedia griega, y jocoso, de comedia, un tono que consigue que una narración en primera persona protagonista se convierta en narrador omnisciente sin mediar nada, solo por el poder de la sangre. Cal nos cuenta su historia, pero para ello habla de sus abuelos como si hubiera estado allí cuando eran jóvenes, o de sus padres desde que nacieron, y nos lo cuenta sin perder ni un momento la verosimilitud de la historia, una historia, por otro lado, muy dura a la vez que preciosa.

En definitiva, la habilidad para narrar de este autor me deja sin palabras. Me ha parecido un libro maravilloso y lo recomiendo a cualquiera. Tenéis que leerlo, porque es de lo mejorcito que he leído en mucho tiempo.

He subrayado tanto que no podría poner aquí ni la cuarta parte de todo ello, pero sí algunas pinceladas, para que juzguéis si os apetece leerlo.

El principio, impactante:

Nací dos veces: fui niña primero, en un increíble día sin niebla tóxica de Detroit, en enero de 1960; y chico después, en una sala de urgencias cerca de Petoskey, Michigan, en agosto de 1974. 

Frases como ésta:

Yo soy la última cláusula de una oración periódica cuya primera frase se escribió hace mucho tiempo, en otra lengua, y hay que leerla desde el principio para llegar al final, que es mi nacimiento.

Una que podría ser muy actual:

En cuanto a los griegos..., bueno, no hay más que mirarlos. Han prendido fuego al país entero y ahora pululan por aquí gritando socorro.

Y frases maravillosas como:

El doctor Philobosian olía como un sofá viejo, a brillantina y a sopa derramada, a siestas a deshora.

No hay prueba contra el determinismo genético más convincente que los hijos de los ricos. Desde temprana edad eran conscientes del escaso valor que el mundo daba a los libros, de manera que no perdían el tiempo con ellos.

Me ha gustado tanto que no puedo por menos que dar las gracias a Bienve y a Pseudo por recomendármelo. Y ahora me toca a mí repetir que este libro es una maravilla, y que tenéis que leerlo.

Comentarios

  1. Gracias por la entrada. Lo compré en inglés hace tiempo en no recuerdo dónde y lleva casi desde ese momento en la lista de pendientes. Me va a llevar tiempo ponerme con él, porque ando con "Las uvas de la ira" y no tengo mucho tiempo para leer, pero en cuanto pueda lo atacaré. Le tengo muchas ganas desde hace mucho tiempo.

    P.D.: me ha llamado mucho la atención la cita sobre los griegos. Parece que las cosas no suceden porque sí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro precioso de principio a fin. El final no es triste, pero me ha pillado llorando porque no quería que se acabara, por despedirme de los personajes, emocionada... y no me ocurre a menudo.

      Besos.

      Eliminar
  2. Es q es una verdadera maravilla! Ves, coincidimos muchísimas veces ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro maravilloso, y sí, es cierto que coincidimos mucho.

      Besos.

      Eliminar
  3. Pues me lo apunto sin duda, para cuando me termine el que estoy leyendo ahora, aunque tengo muchas lecturas acumuladas...jajajaj

    ResponderEliminar
  4. Apuntado a mi lista de libros. Gracias por la recomendación

    ResponderEliminar
  5. De nada, me alegro de que te haya gustado tanto como a mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado y hasta que te leí, no había oído ni hablar de él. Gracias.

      Eliminar
  6. ¿Tanto? Ea, pues nada, a la lista de pendientes y por arribita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tanto. A ti sé que te va a gustar mucho.

      Besos.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Jijiji. Está muy muy bien. TE encantará.

      Besos.

      Eliminar
  8. Bueno!!! que bien que te haya gustado. Andaba un poco perdida por los pueblos castellanos y estoy poniéndome al día con tu blog. Es maravilloso. Tengo pendiente leer de él la trama nupcial, pero he leido críticas que no lo ponen muy bien
    bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he apuntado entre mis pendientes. Ahora mismo no, pero lo leeré.

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…