Ir al contenido principal

Nada, Janne Teller

Me ha sorprendido mucho este libro.



Primero, porque es considerado por su autora literatura juvenil y la verdad es que no me atrevería a planteárselo como lectura a mis chavales. O sí, no sé.

Segundo, porque pocas veces encuentras libros originales, diferentes, de verdad de la buena.

Y tercero, porque me parecía al principio que era raro, raro y que no me iba a gustar y al final me ha gustado mucho.

Pierre Anthon un día decide abandonar el colegio diciéndoles a todos que nada importa, que la vida no tiene sentido y que por eso no merece la pena hacer nada. Se sube a un ciruelo y vive sermoneando a sus compañeros cada vez que pasan por debajo.

Por eso éstos deciden un día demostrarle a Pierre que sí hay cosas que importan.

Me ha recordado la dureza con la que leí, hace muchos años, El señor de las moscas, y lo impresionados que quedaron algunos de mis alumnos con este libro años más tarde.

Y ha sido de esos libro que te dejan poso, que te dejan pensando, en mi caso es como si me hubiera tragado una espina, sigue ahí, molestando, doliendo...

En definitiva, un libro muy especial, y si alguien se anima, no te dejará indiferente.

Comentarios

  1. Lo leí en el 2011 y el recuerdo no es de libro "cómodo". lo leímos en la tertulia de la librería y esto es lo que reseñe aparte de la sipnosis
    En la tertulia de febrero hemos leído el polémico “Nada” de Janne Teller y publicado por Seix Barral, haciendo honor a su trayectoria ha creado un intenso debate entre las contertulias.
    Con solo 160 páginas esta “fábula” nos empuja a mirarnos como sociedad y como individuos de frente y sin ninguna complacencia.
    Un libro que puede gustar o no, pero seguro que no deja a nadie indiferente.
    Ella paso por el Hay Festival y la escuche, interesante autora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, desde luego que no es cómodo. Pero es muy interesante. Y no pude dejar de leer para ver en qué quedaba eso del montón del significado.

      Besos.

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    A mi no me ha gustado nada de nada... Me ha horrorizado la mente de los niños, y si lo he terminado fue porque era corto, que si no lo hubiera dejado sin terminar...
    No siempre se puede coincidir en gustos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que no te gustara, porque la mente de los niños se ve perversa, pero en muchas ocasiones no se aleja mucho de la realidad...

      Besos.

      Eliminar
  3. Es muy, muy buen libro, yo lo leí el verano pasado y me encantó. Sí se lo pondría de lectura a los chavales, pero a los de filosofía de bachillerato, claro. Es duro...pero eso es lo que lo hace bueno... porque no es una dureza alejada de la realidad, y tiene una reflexión muy buena sobre las relaciones humanas y sobre la construcción del sentido de casa individuo. Y más cosas, no tiene desperdicio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que a los de filosofía os da mucho juego. A mí también me ha gustado, y me ha dejado intranquila, lo cual significa que ha calado en mí.

      Besos. Me alegra saber de ti.

      Eliminar
  4. Desde luego es un libro que no deja indiferente; a mí también me recordó a "El señor de las moscas". Yo este año no lo propondré como lectura porque no es apropiado para los grupos que tengo pero no descarto hacerlo alguna vez.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo este año también trabajo con niños pequeños, pero los bachilleratos sí pueden sacarle miga...

      Besos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. ¡Leído!
      A ver, a mí una de las cosas que más me han llamado la atención es la diferencia educacional entre los daneses y nosotros. Mi hija tiene 14 años, y la veo absolutamente incapaz de sentirse dolida por oír ese tipo de comentarios, y buscar algo más "allá". No sé, los veo muy niños.
      La historia desde luego es terrorífica, y aunque no he leído El señor de las moscas, he visto la película a trozos, y si, a mí también me la recordó.
      Me ha hecho gracia la nota de la autora, en la que explica que todo surgió cuando le encargaron un libro para adolescentes... Yo desde luego no se lo daría a mi hija, pero no por duro, sino porque creo que no lo entendería.
      Gracias por la recomendación. Prefiero quedarme en la parte opuesta ;)

      Eliminar
  6. Me impactó mucho, y desde luego no lo veo para gente joven, de hecho, en algunos países está censurado. Oscuro, da que pensar. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Me lo apunto, pero no para ahora, estoy en una etapa de leer libros "cómodos", pero lo dejo entre mis "pendientes".

    ResponderEliminar
  8. Ha sido el último libro que me he leído y, aunque según lo leía me sorprendía y horrorizaba a partes iguales, creo que es indispensable. Ahora que lo he digerido (después de dos días), puedo decirte que yo si que se lo recomendaría a adolescentes.
    A mi también me recordó "Al señor de las moscas".
    Un saludo,
    Marialu

    ResponderEliminar
  9. Me lo apunto, y cuando te lo lea te cuento ;)
    Besitos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Dark, nuestra última serie del año

En estos días de vacaciones hemos estado viendo películas, sobre todo películas ya vistas, y algunas un poco más nuevas. Pero antes de eso, en unos días vimos esta serie.



Dark es una serie alemana de misterio o... no sé muy bien cómo clasificarla. Algunos la comparan con Stranger Things aunque no creo que se parezcan en nada, ni en el argumento, ni en el tono, ni en los personajes...

El caso es que mi hijo mayor y su afán por los idiomas estaba buscando una serie en alemán para practicar y mejorar su nivel. Investigando un poco, di con esta serie en Netflix, y después de que él empezara a verla, nos recomendó que la viéramos el resto de la familia. Y eso hemos hecho en estos días de vacaciones.

No se trata de una serie fácil, y para nosotros la mayor dificultad ha estado en saber quién es quién. Creo, por supuesto, que en eso se basa la serie, en que estés bastante despistada con los personajes de principio a fin.


Nos ha gustado mucho. Y la recomiendo mucho, también. Por si no lo tené…

12 pequeños cambios

Para este año, desde algunos blogs que sigo y que me parecen bastante interesantes (Tres pompones, En tierra remota y El tiempo de la marmota) han iniciado un proyecto que se llama #12pequeñoscambios y que me parece que se ajusta mucho a lo que llevo dando vueltas ya un tiempo: llevar una vida más sencilla y vivir con menos.

Este mes el tema es:

Minimalismo
Se trata simplemente de reflexionar un poco sobre el asunto y hacer algún pequeño cambio en tu hogar relativo a este tema.


Yo llevo ya un par de años muy conciencia con lo de limpiar y reciclar en casa, con el tema de no acumular y también con el de ser más organizada. No soy minimalista, esa es la verdad, pero intento mejorar en ese sentido y debo decir que para eso me ayudó mucho el método de la Kondo.


Hace ya tiempo que organicé mis cajones y los de mis hijos con el método de esta señora y suelen estar organizados siempre. A veces no lo están, porque voy con prisa y meto las cosas de cualquier manera, sobre todo en los míos, pero…