Ir al contenido principal

Iqbal Masih

Este libro era mi asignatura pendiente de este año.



Primero tuvimos un ejemplar del libro en el instituto, y estuvimos a punto de ponérselo de lectura a los alumnos.

Luego su autor se puso en contacto conmigo y me lo ofreció para que lo leyera, y, como ya tenía buenas referencias, por una vez acepté.

Luego me fue dando pereza y lo fui dejando.

Y ahora, al principio del curso, lo he leído casi de un tirón.



Iqbal Masih es un niño pakistaní esclavizado como fabricante de alfombras desde los 4 o 5 años.
Pero también es el símbolo de la lucha de los niños contra la esclavitud y la explotación infantil.



Miguel Griot, el autor, no nos cuenta la historia de Iqbal, sino que deja que personas de su alrededor, los que le conocieron, los que convivieron con él, hablen en esta novela y muestren sus impresiones sobre este niño.



La figura de Iqbal está muy bien caracterizada. Vamos conociendo pequeños datos de él, pequeñas anécdotas, para lograr una mayor comprensión del personaje y de la persona. La historia se va volviendo cercana y cada vez más dolorosamente real a medida que avanzas en su lectura.



Sabéis que no soy muy aficionada a los libros de testimonio o a los más alejados de la realidad de mis alumnos. Sin embargo, éste sí me parece que les puede resultar cercano por la forma en que está escrito y por la historia que cuenta, tan fuera de su realidad cotidiana, pero tan real en el mundo actual. Y porque el personaje principal fue un niño de carne y hueso, como ellos.

No es el tipo de libros del que os suelo hablar, pero me ha resultado muy interesante y ha supuesto para mí una sorpresa.

Comentarios

  1. Parece muy interesante, aunque muy duro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro duro, pero no está escrito con dureza.

      Besos.

      Eliminar
  2. Pues no lo conocía. Tomo nota, claro :-) Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Me sonaba el nombre pero no lo conocía, me apunto el nombre! ¿Eres profe? Yo estoy en ello y si todo va bien este año acaban mis aventuras en la universidad.
    Un beso y por supuesto aquí me quedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, soy profe. Y espero que tú lo seas pronto.

      Besos.

      Eliminar
  4. Jo, me lo apunto, pero ahora (ya sabes que yo estoy a mi ritmo) estoy con Eleanor & Park, todo lo que nos dice va a misa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, me tienes que contar cuando lo termines...

      Besos.

      Eliminar
  5. Hay una Campaña permanente contra la Esclavitud Infantil desde el año posterior al asesinato de Iqbal Mashib (16 de Abril). Precisamente ese día celebramos el Día Internacional contra la Esclavitud Infantil en honor a su nombre. Soy profe y colaboro activamente en esa Campaña desde el año 1996. Más información y estupendos materiales en la página web Solidaridad.net (enlace a Iqbal y etiqueta de Esclavitud Infantil)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por informarme. Ya he echado un vistazo a tu blog y estamos en contacto.

      Besos.

      Eliminar
  6. Por un lado me apetece, pero por otro, desde que soy madre, este tipo de relatos me duelen aún más, y no sé si en estos momentos sería capaz de soportar esa lectura.
    En cualquier caso lo anotaré, para un futuro.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Ofensas

No soy una persona polémica, y no suelo tener comentarios negativos en el blog, ni mucho menos hirientes o insultantes. Alguno ha habido, pero ya son unos cuantos años por aquí y lo extraño sería lo contrario. No me refiero precisamente a este espacio, que es un poco mi casa y en la que entráis y comentáis personas a las que voy conociendo, a algunas personalmente y a otras de manera virtual, pero que sois siempre educadas y correctas, y que, por supuesto, podéis siempre mostrar vuestra opinión y vuestro desacuerdo a lo que digo, y lo hacéis sin indignación ni escándalo.


Me refiero a que en general, en las redes sociales especialmente, y en twitter en particular, últimamente muchas personas se sienten ofendidas a la primera de cambio. Hay gente a la que le ofende todo, hasta les ofende que no te ofendas. Y cada palabra tuya podrá ser utilizada en tu contra por alguien en algún momento.

A mí me resulta agotador. Quiero decir, que por supuesto que me molestan cosas que leo, sería insens…