Ir al contenido principal

Puck

A raíz de una imagen vista en pinterest, me acordé de Puck.

Una de mis lecturas de infancia fue esta serie de relatos adolescentes sobre una niña en un internado. Nada original, como veréis...


Puck es una chica independiente, atrevida, que investiga cosas que le suceden alrededor.



El personaje fue creado por Lisbeth Werner, que en realidad es un pseudónimo utilizado por dos autores, Carlo Andersen y Knud Meister, y la serie fue escrita originariamente en danés.


Sigue la estela de otra sagas para niños de la época como los cinco, pero en ésta la protagonista va creciendo y se va haciendo mayor con cada libro.



Es una pena el final de la saga, que, como supongo que si no habéis leído, ya no vais a leer, os contaré. Después de demostrar su independencia, su fuerza, etc, resulta que en unos pocos días se enamora de un chico y se casa, con ¡ diecinueve años! Alucinante.


No es la mejor colección del mundo, ni nada por el estilo. Pero forma parte de mis recuerdos. Mi padre salía de viaje y le metía en el bolsillo del traje un papel con dos o tres títulos de la colección, y a la vuelta me traía alguno, hasta que los tuve todos, o casi todos.

¿Alguna de vosotras, a pesar de vuestra juventud, conocía a Puck?

Comentarios

  1. me gustaba mucho, me has hecho sonreir

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues no la conocía, pero seguro que no es por mi juventud ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, es que en estos días, medio malita, me siento taaaaan mayor...

      Besos.

      Eliminar
  3. Yo era más de Torres de Mallory a esta no me la llegué a leer nunca

    ResponderEliminar
  4. Era el ídolo de mis hijas, en casa está la colección completa, ¡Qué años...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhhhh, la colección completa. Qué envidia...

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo a Puck no la conocía. De hecho, acabas de presentármela. Lo que sí leí bastante son "Las aventuras de los 5" de Enid Blyton. Te suena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cinco me los leí todos. Hubo una época en que leía todo lo que caía en mis manos, a una velocidad supersónica. Quién tuviera ahora tanto tiempo.

      Besos.

      Eliminar
  6. Me parto con el final...es ¡¡espeluznante!!
    Yo no fui de Puck, aunque la conocía, no la leí. yo fui de Enid Blyton, como dicen por aquí arriba, ella también tenía una saga sobre chicas en un internado, Torres de Malory, era. Los vi el otros día, edición renovada claro, en un hipermercado y me dieron ganas de leerlos de nuevo. ¡¡Ay la nostalgia!!

    ResponderEliminar
  7. Yo no la conocía. :P Y eso de que ya no la vamos a leer...¡madre mía! Nunca se sabe XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que todavía estás en edad...

      Besos.

      Eliminar
  8. Por supuesto. Están en la estantería de mi hija, que, por supuesto, ya los leyó. ¿Qué me dices de Torres de Malory y Santa Clara? Espeluznantes, visto con la edad, los internados ingleses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí alguno de Malory, pero era de Puck, y de los cinco. También de los Hollister...

      Besos.

      Eliminar
  9. Yo, a pesar de mi juventud :)))), también me los he leído todos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Madre mía!! que recuerdos! Yo tengo unos cuantos en casa de mis padres, mi hermana era súper fan! jajajaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También tengo unos cuantos en el pueblo. Pero no todos, porque muchos los leí en la biblioteca...

      Besos.

      Eliminar
  11. En casa tengo el 21, Puck es la más fuerte.
    En cuanto he visto tu título se me ha puesto una sonrisa.
    No llegé al final de la saga, vaya con Puck.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. A Puck no la conocía, pero conocí a María, chica de internado que también investigaba sucesos "extraños" a su alrededor... Me regalaron 3 libros (no sé si es una colección más grande) un verano y me los leí... en 3 días. Me duraron poco, pero aún los recuerdo, jeje.

    ResponderEliminar
  13. La conocía, pero no leí todos, por ejemplo ese final no lo recuerdo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo recuerdo perfectamente. En los últimos libros, Puck se fue volviendo un poquito insoportable. Y al final, se enamora, se marcha y deja a sus amigos para siempre por seguir a un tío que acaba de conocer. Un poco raro.

      Besos.

      Eliminar
  14. Ro, nada más ver el título de tu post, he entrado a leerlo. Quñe recuerdos, yo los leí, pero debíperderme alguno porque no recuerdo la boda. En aquellos años me parecía una chica tan moderna, pero fíjate lo jovencita que se casó, a la misma edad que yo. Jejeje. Besos y gracias por tan buenos recuerdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que nos parecía tan moderna e independiente... y luego, si echas un vistazo, no es más sque muestra de la sociedad que vivíamos.

      Besos.

      Eliminar
  15. Madre mia, "Los cinco", "Santa Clara" y "Torres de Malory"... A "Puck" no la conocía. Que recuerdos, me daba mucha envidia una amiga que todos los años por navidad recibía una colección completa, yo se los pedía a ella o los sacaba de la biblioteca... Lo dicho, que recuerdos!!!

    Un saludo, Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me ha pasado, que ha despertado en mí muchos recuerdos.

      Besos.

      Eliminar
  16. Ooooh, yo de pequeña tenía un libro de Puck: "Puck tiene dificultades", y siempre me quedé con ganas de leer más, pero que va. Ahora me ha picado la curiosidad, a ver si los encuentro. Los que si que tuve fueron los cinco.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vistos desde ahora, no tienen muchas cualidades, la verdad...

      Besos.

      Eliminar
  17. Ala tía Puck!!! Alaaaaa, como me gustaba a mi!!! Y los cinco y los hollister!!! Tía con ellos pasaba mis veranos, con ellos empecé!!! Ala tía

    ResponderEliminar
  18. Jo! Te daría un beso sólo por rescatar de mi memoria a Puck. Mira que tengo por ahí recuerdos de Esther y su mundo, y de Los Cinco, pero Puck, si no la hubieras nombrado, no hubiera vuelto a recordarla.
    Sigo sin recordar ni de que iba, pero la he leído, vaya que sí, nostálgica me he puesto.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelvo, porque me has hecho rememorar ¿Y las mellizas O'Sullivan? En el internado de Santa Clara, era también de Enid Blyton y a mí me encantaba esa colección, me los leí todos

      Eliminar
  19. yo tambien tengo la coleccion entera, a lo mejor no son los mejores libros del mundo, pero Puck y yo fuimos íntimas durante una preciosa época de mi vida, de hecho sigo usandolo como nick a veces. gracias por este soplo mañanero nostálgico. aqui otra profe.
    yolanda

    ResponderEliminar
  20. Pues a pesar de mi juventud ;) la leí de pequeña porque mi madre tenía algunos libros, y así leí tres o cuatro de Puck, un par de los Hollister, bastantes de Los Cinco... Lo que había vaya. La que leí casi entera fue Santa Clara porque estaba en la biblioteca, ¡me encantaba! Qué buenos recuerdos.

    ResponderEliminar
  21. Yo tengo esos libros!!!! Qué fuerte qué fuerte haberlos visto por aquí :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…