Ir al contenido principal

Sirenas

Las sirenas ¿duermen? Porque yo me acabo de levantar y son las once de la mañana. Creo que hacía años que no me levantaba a esta hora... Descanso y más descanso. Esos son mis días.

Las sirenas me fascinan.





Siempre me ha llamado la atención su tristeza, su desolación...


Source: Juanece on Pinterest













No sé si las sirenas duermen, pero seguro que no tienen que ir a la compra, ¿no?

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Lo cierto es que sí, que estos míos se levantan a las ocho de la mañana los fines de semana y siempre, incluso en verano. Pero hoy me han dejado descansar, y ayer. Estoy como una reina, con mi café, mis tostadas con tomate y jamón y mi ordenador. No puedo pedir más.

      Besos.

      Eliminar
  2. Si puedes...te recomiendo que te leas el lamento del océano de victoria francés...¡Hermosos libro! A mí, desde la sirenita...me chiflan.
    Te dejo mi entrada por si te apetece...^_^http://unamujerartista.blogspot.com.es/2013/01/mientras-se-lee-esta-resena-si-si.html

    ResponderEliminar
  3. jaja! Se acabó el sueño! Choque con la realidad! A comprar!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. De pequeña, aunque sabía que no existían, deseaba que así fuera...

    ResponderEliminar
  5. No, no, las sirenas jamas de los jamases van a la compra. Se les ponen las escamas de punta nena.
    Fíjate... no, yo soy mas de Pocahontas... no les pillo yo la gracia...
    Descansa todo todo lo que puedas, y he leido que toda sirena que se precie se echa siesta ;)

    ResponderEliminar
  6. Preciosas fotos e ilustraciones.
    Hay un documental del año 2011 que fue muy popular que trata de demostrar científicamente una curiosa teoría.Sellama "Sirenas: ¿Mito o realidad?"
    Es muy entretenido. Lo puedes encontrar fácilmente en la web "Películas yonkis".
    ¡Que descanses!

    ResponderEliminar
  7. Jo,Roooo..a las 11???...Pues cuando ha sonado esta mañana el despertador a las 7..parecía la sirena de los bomberos o yo que sé...
    ufff..sonaba más fuerte que nunca...
    ..ay...
    ...disfrutaa..
    Besoss!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Con el agua que está cayendo, cualquier día amanecemos con una cola de esas tan bonitas.
    Disfruta mucho de tus vacaciones!

    ResponderEliminar
  9. A la compra no sé, jajaja, pero fijo que en busca de pescaitos si!
    La verdad es que me parecen mágicas las sirenas, tienen un no se qué de qué se yo.

    Un besín!

    ResponderEliminar
  10. Ah, las sirenas...
    Menos mal que nunca me he topado con una, porque fijo que la seguiría a donde me llevara, aún sabiendo que es seguro que de ahí no regreso.

    Lo que me pregunto, eso sí, es ¿porqué insisten en retratarlas taciturnas o nostálgicas? ¿porqué suponer que sus canciones son meláncolicas y tristes? ¿quién dijo que no eran alegres y retozaban felices entre las olas, como los delfines y las marsopas?

    ResponderEliminar
  11. Pues mira, a mí cuando leí por primera vez el cuento de La Sirenita (el original de Andersen), el príncipe me pareció un idiota y la sirenita, más aún por sacrificarse por él. Claro que entonces era pequeña y no entendía el enamoramiento. Pero siguen sin gustarme las historias de mucho sufrir y con final triste. Los amores platónicos nunca han sido lo mío (en ficción y en realidad, por suerte). Si tienen final "feliz", sí, soy así de simplona.
    Por eso la sirena de 1, 2 3 Splash (qué mona estaba Daryl Hannah) me reconcilió con el tema.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Cosas de familia

En los últimos días, hemos realizado en casa un salto al pasado que nos ha dejado a todos nostálgicos y pensativos. Os cuento.

Mi madre es la de los tirabuzones
Mi hijo mayor tenía que hacer un trabajo de historia que consistía en entrevistar a una mujer que hubiera vivido durante la dictadura de Franco. Las preguntas de la entrevista venían dadas en el enunciado del trabajo y eran cuestiones sobre igualdad, oportunidades para trabajar, el cuidado de los hijos, expectativas de vida, dieta, higiene... no sé, muchas cosas.

Por supuesto que la persona elegida la teníamos en casa: su abuela. Y ella encantada de contar su vida a su nieto mayor. Y él también, porque le encanta estar por ahí cuando una persona mayor cuenta anécdotas de su vida, o de cómo se vivía en otras épocas. Nunca se pierde las conversaciones familiares, las cosas que le cuentan sus abuelos, y le encanta hablar con mis tíos abuelos, que aún me quedan dos, y ambos con una memoria prodigiosa.

Ya me gustaría a mí que alguna …