Ir al contenido principal

El guardián entre el centeno

Como últimamente no leo mucho, aparte de papeles y más papeles de clase, y libros de texto, y exámenes, y libros de lectura en clase, y blogs (del instituto) y más blogs (éstos porque quiero y me divierto), os voy a hablar de algunas de esas lecturas que me marcaron en su momento.

Y digo que voy a hablar de El guardián porque he leído un libro en este fin de semana que me lo ha recordado mucho: Las ventajas de ser un marginado.




Lo había intentado con la versión en inglés, y se me había atragantado, no por difícil, sino por falta de ganas y tiempo y... pues eso, que esperé a la película, de la cual ya os hablé y me gustó un montón. Así que volví sobre el libro, pero eso merece una entrada aparte.

El caso es que leyendo The Perks me he acordado muchísimo de Holden, el personaje de El Guardián, porque es también alguien que no encaja, que no entiende muy bien el mundo donde vive. Charlie es menos caústico y rebelde que Holden, pero hay referencias a este libro y, no sé, me lo ha recordado mucho.


Source: amazon.com via Stephen on Pinterest


Me gusta el personaje que no sabe muy bien lo que quiere, pero sí lo que no quiere, que normalmente suele ser no parecerse a los de su alrededor. Es un personaje en cambio, en crisis, y es así como están mis alumnos adolescentes, así que me identifico mucho con este tipo de personajes.

Lo he mandado leer en clase un par de veces, y no ha tenido éxito. Lo escandaloso que pudo tener el libro en su época se ha perdido en la actualidad. A Holden lo expulsan del internado y, antes de volver a casa, decide pasar unos días por su cuenta en Nueva York. Esto en el momento era terriblemente rebelde y fuera de lo común, pero a mis chicos no les escandaliza Holden, así que he desistido, a pesar de ser uno de mis libros preferidos.



La leyenda negra.

Es imposible no mencionar que varios psicópatas y asesinos famosos han estado obsesionados con este libro. El asesino de John Lennon (posiblemente también el de Kennedy) o aquél que intentó matar a Reagan estaban profundamente obsesionados con este libro. El asesino de Lennon se creía Holden, pero a su manera, porque Holden no va matando a la gente que no le gusta.

La leyenda de este libro también se ha debido a su creador, J.D. Salinger. Este escritor norteamericano decidió, después del éxito de este libro, alejarse del mundo y vivir lejos de cualquier contacto con la prensa. Se le ha tachado de antisocial, algo que también tiene su personaje de este libro. Y nunca en vida permitió que se rodase una película basada en el libro.


Comentarios

  1. Leí en otro blog hace tiempo algo parecido al respecto, como esta novela, que podía resultar hasta transgresora y en otros tiempos incluso se hubiera intentado evitar a según que edades, ahora no cala, no saben encontrarle el paralelismo y sacarle el jugo. No creo que se trate de que el libro ha envejecido mal, sino de que no saben leer correctamente, me da la impresión de que les falta capacidad de abstracción y de buscar segundas lecturas, son demasiado literales.
    En mis tiempos leía cada cosa que nada tenía que ver con mi mundo y aprendía un montón, cuanto más alejado más me gustaba.
    Besos Ro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, pero ha perdido lo que tenía de transgresor en el contexto actual, y, aunque es un libro que adoró, a mis chicos no les va y tengo que intentar que lean, no martirizares, así que lo tengo descartado. Con mucho dolor de mi corazón.

      Besos.

      Eliminar
  2. No conocía el libro. Y en su tiempo, leí 'El guardían entre el centeno', pero no me debió de impresionar mucho porque apenas recuerdo de qué iba...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es que ha perdido un poco su carácter, aunque a mí me sigue pareciendo un libro muy especial y rompedor, y sobre todo muy propio de la mentalidad adolescente.

      Besos.

      Eliminar
  3. A mí me gustó cuando lo leí, pero tienes razón, parece que ahora no encaja, pasa igual con Rebeldes y todavía se sigue recomendando en institutos. Tengo la impresión de que ahora a los adolescentes en general, si el libro no tiene un punto de fantasía no les interesa.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí Rebeldes me gustó en su momento y este año mis chicos lo han leído con otro profesor y les ha gustado, y mucho. No se sabe nunca...

      Besos.

      Eliminar
  4. Creo que los chicos de hoy en día, prefieren Crepúsculo y esas chorradillas. Será que no son capaces de trasladarse a otra época y ponerse en la piel de los personajes... y eso es lo bonito de la lectura. Una lástima. De todos modos, es mejor que lean historias de vampiros a que no lean nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta que lean. Lo que sea. Unos libros te llevan a otros y al final estas irremediablemente enganchado.

      Besos.

      Eliminar
  5. Leí el de Salinger hace ya unos cuantos años y siempre tengo pendiente releerlo esta vez en inglés...
    Me lo has recordado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo leí por primera vez en inglés, y luego varias veces en clase con los chavales, y me gusta mucho, todavía.

      Besos.

      Eliminar
  6. Yo creo que este libro no lo leí en la vida. Del cole me marcó el Lazarillo de Tormes. Trauma.
    Tengo ahí para ver la peli de "Las ventajas de ser un marginado" ¿Qué tal está el libro?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que es divertido el Lazarillo, lo que les gusta a mis chicos y lo poco que nos gustó a nosotros en el colé. Creo que tiene mucho que ver que ahora tienen adaptaciones al castellano actual y entonces nos tocó leerlo en castellano antiguo y era muy difícil.

      Besos.

      Eliminar
    2. Tengo el recuerdo de que se me atragantaba y no había forma, y mira que era ratona de biblioteca y era de mi tía, que con eso de que fuese antiguo era más emocionante, pero nada. No hubo manera de acabarlo.
      Besitos

      Eliminar
  7. YO lo leí hace un par de años, o tres. Me invitó a leerlo mi novio, porque a él sí que le había encantado. A mí no me disgustó, pero tampoco me marcó. Me dejó un poco... no sé cómo decirlo. Esperaba algo diferente. Quizá porque me lo habían pintado de una manera que a mí me creó ciertas expectativas... no sé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las expectativas te juegan muchas veces malas pasadas. Con las pelis, los libros... Como alguien te hable muy bien de algo, estás predispuesto y luego te desilusiona.

      Besos.

      Eliminar
  8. Yo soy muy fan de este libro y mira lo q he encontrado relacionado con él http://lekit.es/lekit-entre-el-centeno/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué chulo, Dina. Eres la reina buscando cosas curiosas.

      Besos.

      Eliminar
  9. A mi el Guardiín me decepcionó, la del marginado todavía no la he leído. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La del marginado la recomiendo. Pero a mí me ha recordado a El guardián, así que no sé... Como vivo anclada en la adolescencia...

      Besos.

      Eliminar
  10. El guardián entre el centeno lo leí ya de adulta y me da la sensación de que, si lo hubiese hecho antes, me habría pasado totalmente desapercibido. Recuerdo además que, al terminar, pensé que tendría que habérmelo leído en inglés y me quedé con el run rún...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hazlo ahora. Ya sabes que no es muy largo y sí tienes lector electrónico, lo puedes encontrar fácilmente.

      Besos.

      Eliminar
  11. Es de esas obras tan conocidas y tan míticas que había oído mencionarlo en muchas ocasiones pero ni siquiera sabía de qué iba.
    Veo por ahí que mencionan Rebeldes, este sí que lo leí y lo recuerdo.
    Me he puesto a leer acerca de Salinger y me han entrado ganas de leer el libro, jeje.
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro de esos que hay que leer entre líneas, que es más lo que tienes que pensar que lo que realmente dice. A mí Holden me gusta mucho y sin embargo a mis alumnos les resultó insufrible.

      Besos.

      Eliminar
  12. Este verano hablé del libro en el blog. A mí me encanta, le encuentro mil matices al personaje y me sorprende que tus alumnos no le pillen el punto... Debe dar rabia verlo y no poder explicarles lo que le pasa a Holden que es algo que seguro q muchos también viven de alguna manera u otra.
    Estos chicos... estàn cuajaos!!! ;)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que lo ue le pasa a Holden es lo que les pasa a todos ellos, por eso no se reconocen en él, seguramente. Les falta maduración, pero eso se arregla con el tiempo...
      Besos.

      Eliminar
  13. La leyenda negra del libro es su mejor publicidad...
    Besoss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tú le cuentas eso a los chicos, y luego lo leen y dicen: ahhhh, pues vaya... Y no les dice nada. Al menos esa es mi impresión en un par de años que lo he mandado.

      Besos.

      Eliminar
  14. Lo leí hace unos años en inglés (mi trabajo me costó) y me dio la impresión que es un libro sobre un adolescente pero no para adolescentes. Creo que es algo complejo y se disfruta (y comprende) mucho más si se lee a partir de los 20 años.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. ¡Vaya! Este libro me lo regaló mi antiguo profesor de historia, me lo empecé a leer pero nunca lo pude terminar...
    Creo que no llegué a encajar a ese personaje, no sé :) ¡Algún día lo retomaré!

    ResponderEliminar
  16. Ains... Cuando leí El Guardián entre el centeno por primera vez, debía tener la edad de Holden y lo entendí regular. No obstante me gustó y me hice con toda la colección de libros de Salinger, que desgraciadamente es muy pequeña. He de decir que adoro a la familia Glass.
    Un beso y gracias por recordarme aquellos maravillosos años.
    Mariali

    ResponderEliminar
  17. Me dejas hacerte otra recomendación? "Algún día este dolor te será útil" de Peter Cameron. Es una obra maestra, si te gusto Holden, este libro tb te va a gustar mucho y perdona tanta recomendación, ya paro ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a apuntármelo, porque me vienen bien este tipo de libros, para mí y para clase.

      Besos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…