Ir al contenido principal

Nieve

No sé si podréis entenderme con el tema de la nieve. Me encanta la nieve, y las imágenes que he buscado son preciosas estampas con la nieve como protagonista. La nieve me gusta desde dentro de mi casa, viendo como cae y va formando un manto blanco en el suelo.
 
Pero cuando una tiene que conducir cada día hacia la montaña, la nieve se convierte en una contínua amenaza. Lo último que haces antes de dormir por la noche es mirar el tiempo en internet, y lo primero que te viene a la mente por la mañana es la nieve.
 
Hace años, viajando también hacia la montaña, aunque entonces eran otras montañas, y viajaba con otras personas, llegué a pasarlo realmente mal, a no dormir pensando en la carretera, la nieve, el coche...
 
Hace días que amenazan nieve.

Pero ha sido ayer.

Ayer, precisamente el único día que voy a trabajar sola, sin ninguna compañía, he visto los primeros copos.
 
No, no ha sido demasiado. Pero la nieve ya está aquí, y no sé cómo voy a llevarlo este curso...








Source: cuded.com via Anne on Pinterest




Source: i.imgur.com via francis on Pinterest









Source: opcion.tumblr.com via M on Pinterest











Source: flickr.com via Brandi on Pinterest






Source: trekearth.com via Erika on Pinterest









Source: flickr.com via Amanda on Pinterest







Comentarios

  1. La nieve me apasiona, me encanta, pero te juro que en mi vida lo he pasado peor con una nevada tremenda que nos cayó en Andorra en el día que volviamos, un miedo atroz, así que te comprendo perfectamente, yo tampoco dormiría...La nieve es para disfrutarla con un buen paseo y risas, o para esquiar, desde luego para conducir no!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo con el coche también cuando peor lo he pasado ha sido conduciendo con nieve.

      Besos.

      Eliminar
  2. Que envidia más sana desde Canarias!!
    Saludos desde EclecticStudio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo. Las imágenes de nieve son tan bonitas...

      Besos.

      Eliminar
  3. Bff, la nieve me impresionó cuando la vi desde la carretera en los bosques Austriacos, pero cuando íbamos de noche camino a Praga desde Viena y no hacía más que nevar, pasé bastante miedo.
    Beso*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es saber que te toca conducir, que tienes que llevar además a algunos compañeros, y que está nevando por el camino que coges todos los días. Es muy malo para dormir por las noches...

      Besos.

      Eliminar
  4. Qué pasada de fotos, son preciosas. A mí la neve me gusta para ver, pero desde luego es de lo más incómodo que hay para vivir con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que aquí nieve mucho, pero en las zonas de montaña algunos años sí nieva bastante, se acumula en las carreteras por la noche y luego da problemas.

      Besos.

      Eliminar
  5. Estoy totalmente de acuerdo por el gusto por la nieve, pero desde casa, o los días de vacaciones. Si tienes que coger el coche o montar en autobus es un horror. Y es tan.... bonita, el primer día, por que en cuanto empieza a derretirse y se convierte en una masa sucia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el otro día les enseñaba a mis chicos los epítetos, como blanca nieve, y ellos me decían que después de un par de días ya no era tan blanca... Jeje.

      Besos.

      Eliminar
  6. Yo, como soy de Valencia, echo de menos la nieve... aquí la vemos muy, muy poco!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que como algo anecdótico, o en vacaciones, la nieve es estupenda. Ver nevar es una sensación maravillosa. Pero desde un lugar protegido, a salvo en casa.

      Besos.

      Eliminar
  7. Para que luego te aprueben tres. Chica, pues el invierno ni ha empezado... pufff... no se que decirte Ro... yo aquí nieva una vez cada mil años y la liamos parda... ya me pones una montaña... Mira tía, mandalos a septiembre a todos, a tomar vientos, y vuelves a finales de agosto toda morenita y tan divinamente por esas montañas llenas de florecillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta provincia el problema de las carreteras es el invierno y la nieve. La distancia no es tanta, pero cuando hay nieve, o. Lo que es peor, hielo, las cosas se complican y a mí me da bastante miedo.

      Creo que este curso terminare por Probarlos a todos. Nos estamos adaptando, pero soy optimista. Mejorarán. Hoy me decían: profe, no te lleves mal rato, si nieva en el puerto, no vengas, que no pasa naaaaaaada.

      Besos.

      Eliminar
  8. La lluvia y la nieve es para verlas desde casa, sentadita en tu sillón y tranquilita.
    Cuando tienes que conducir, andar o ir en transporte público es un caos, incómodo e incluso peligroso.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. Me gustan las dos cosas, pero desde la comodidad del sofá.

      Besos.

      Eliminar
  9. Entiendo que debe ser un quebradero de cabeza... pero es tan bonita!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es preciosa. Y quiero que caiga un metro, por olo menos, de forma que no nos planteemos sacar el coche del garaje. Pero esto de que nieva un poco y sales, y no sabes lo que te vas a encontrar...

      Besos.

      Eliminar
  10. Hola ro!
    Qué preciosidad de imágenes! A mí me encanta la nieve, supongo que porque al vivir en la costa he visto nevar en contadas ocasiones, pero entiendo que debe de ser un suplicio y un peligro para los que os tenéis que mover sobre ella, normal que te guste verla desde casa. A mí me pasa cuando llueve mucho o graniza.

    Besotes guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cuando llueve mucho resulta ya un fastidio tener que salir, conducir, pero la nieve es más peligrosa.

      Has cambiado tu foto. Estás muy guapa!

      Besos.

      Eliminar
  11. Con el miedo que me da a mi conducir...solo de pensar en hacerlo con nieve me tiemblan las piernas!!!

    ResponderEliminar
  12. Respuestas
    1. M gustaba más antes de ver lo peligrosa que puede llegar a ser en la carretera.

      Besos.

      Eliminar
  13. Como tú dices, la nieve es muy bonita, hace unos paisajes sensacionales, los copos, etc... pero puede llegar a ser muy peligrosa, yo también le tengo un poco de respeto... ¡¡Y además da mucho frío!! Jejeje.
    Ten cuidadito eh!
    Besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intenta poner las cadenas al coche mientras nieva muchísimo y se te congelan las manos... Un día tengo que contaros alguna anécdota con la nieve y el coche...

      Besos.

      Eliminar
  14. Ostras,ostras,ostras...te entiendo...
    La nieve es preciosa pero sumamente peligrosa...
    Uff...a ver si nieva pero durante las vacaciones...
    Besos,Ro..!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, l mejor es que tengamos una blanca Navidad...

      Besos.

      Eliminar
  15. joooo a mi me gustaría tanto ver nieve... pero de la de verdad... creo que recuerdo 2 nevadas en mi vida así que... pero tienes razón hay que tener cuidado... animo!! y ten cuidadito ehhh

    ResponderEliminar
  16. Esta semana parece que está salvada. Hoy había nevado, pero,a carretera estaba limpia, y mañana no conduzco, además voy un poco más tarde...

    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Cosas de familia

En los últimos días, hemos realizado en casa un salto al pasado que nos ha dejado a todos nostálgicos y pensativos. Os cuento.

Mi madre es la de los tirabuzones
Mi hijo mayor tenía que hacer un trabajo de historia que consistía en entrevistar a una mujer que hubiera vivido durante la dictadura de Franco. Las preguntas de la entrevista venían dadas en el enunciado del trabajo y eran cuestiones sobre igualdad, oportunidades para trabajar, el cuidado de los hijos, expectativas de vida, dieta, higiene... no sé, muchas cosas.

Por supuesto que la persona elegida la teníamos en casa: su abuela. Y ella encantada de contar su vida a su nieto mayor. Y él también, porque le encanta estar por ahí cuando una persona mayor cuenta anécdotas de su vida, o de cómo se vivía en otras épocas. Nunca se pierde las conversaciones familiares, las cosas que le cuentan sus abuelos, y le encanta hablar con mis tíos abuelos, que aún me quedan dos, y ambos con una memoria prodigiosa.

Ya me gustaría a mí que alguna …