Ir al contenido principal

Henning Mankell

El verano pasado por estas fechas estaba metida de lleno en los fríos nórdicos de la mano de este fantástico escritor de novela policíaca.



Source: google.ca via Carey on Pinterest

Henning Mankell es un escritor sueco reconocido internacionalmente por una serie de novelas cuyo protagonista es el inspector de policía Kurt Wallander.

Me enamoré perdidamente de Wallander. Es, y digo mi opinión, uno de los mejores detectives de todos los tiempos. Un personaje muy humano, lleno de contradicciones. Dice la Wikipedia que Mankell ha creado con él un policía lleno de humanidad y sensibilidad cotidiana. Esto último lo define claramente.

Kurt Wallander es policía en la ciudad sueca de Ystad, cerca de Malmo. Ahí se dedica a investigar crímenes con sus compañeros. Eso le sirve a Mankell para criticar la sociedad sueca de su tiempo, para hablar del cambio generacional,... No son sólo novelas negras al uso, sino que están muy comprometidas con lo que sucede alrededor.

Asesinos sin rostro, Los perros de Riga, La leona blanca, El hombre sonriente, La falsa pista, La quinta mujer, Pisando los talones, La pirámide, El retorno del profesor de baile y El hombre inquieto. Estos son, creo que no me he dejado ninguno, los libros de la saga Wallander.


Source: google.com via Margaret on Pinterest

A partir de ahí, y en otoño pasado, vi la versión inglesa de la saga, con Kenneth Branagh como protagonista. Me parecía que el actor era una apuesta segura para el papel de Wallander, y que la serie sería un exitazo. No lo fue, y a mí tampoco me pareció gran cosa, aunque la vi, claro, porque si una es fan, pues es fan, con todas las consecuencias.


Source: imdb.com via federica on Pinterest



Source: google.com via Kavitha on Pinterest





Eso sí, recomiendo la lectura de estas novelas a todo aquel que le guste la novela policíaca, y al que no, también, porque se trata de una serie que os va a gustar. Seguro. 

Comentarios

  1. Ole, buen post. Yo he leído un par de ellos y me han gustado mucho. Tambíen me gusta mucho el Inspector Brunetti de Donna Leon.
    Musus

    ResponderEliminar
  2. Pero tú cuantas vidas tienes tía???? la mia no me da pa tanto¡¡¡ series, libros... dime algo más que debemos conocer?? repostería? cocinas? manualidades? todo?

    ResponderEliminar
  3. Tia, entre las casas perfectas y los libros de intriga, les estoy pillando una manía a esta gente q ni te cuento......

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



Cosas de familia

En los últimos días, hemos realizado en casa un salto al pasado que nos ha dejado a todos nostálgicos y pensativos. Os cuento.

Mi madre es la de los tirabuzones
Mi hijo mayor tenía que hacer un trabajo de historia que consistía en entrevistar a una mujer que hubiera vivido durante la dictadura de Franco. Las preguntas de la entrevista venían dadas en el enunciado del trabajo y eran cuestiones sobre igualdad, oportunidades para trabajar, el cuidado de los hijos, expectativas de vida, dieta, higiene... no sé, muchas cosas.

Por supuesto que la persona elegida la teníamos en casa: su abuela. Y ella encantada de contar su vida a su nieto mayor. Y él también, porque le encanta estar por ahí cuando una persona mayor cuenta anécdotas de su vida, o de cómo se vivía en otras épocas. Nunca se pierde las conversaciones familiares, las cosas que le cuentan sus abuelos, y le encanta hablar con mis tíos abuelos, que aún me quedan dos, y ambos con una memoria prodigiosa.

Ya me gustaría a mí que alguna …