Ir al contenido principal

Canción de hielo y fuego II. Choque de reyes

Ya comenté aquí que estoy enganchada a Canción de hielo y fuego. Leí el primer libro en unos pocos días, y otros pocos me ha durado el segundo tomo.


vía

He leído Choque de Reyes con el corazón en un puño, a pesar de las copiosísimas descripciones, al ingente cantidad de personajes, y los cambios constantes de lugar y personajes. He seguido a mis personajes preferidos, a Aria, a Tyrion, a Daenerys, al Jon Nieve, y tamibén a los demás. 

A lo largo de los capítulos, las fronteras entre los personajes que consideraba "buenos" y los "malos" se han ido diluyendo. Todos tienen sus motivos. Hasta la actitud de la reina Cercei en algunos momentos me ha parecido la lógica.

Una de las cosas que más sorprende, quizá la que más, es que el autor, George R. R. Martin, prescinde de repente de personajes que parecían protagonistas absolutos, o que uno pensaba que se iban a convertir en uno de los principales, y nos oculta cosas que estamos deseando saber.

Por ejemplo, hacia el final de este segundo libro, uno está deseando saber qué pasa con Catelyn, qué sabe, qué piensa, qué está haciendo. Sin embargo, acaba el libro, y no se nos da ninguna información de ella.

Las virtudes de esta historia son, en mi opinión, también sus defectos. Y es que me parece que es un libro de paso entre el primero, brillante, que terminó en un clímax total, con el lector sin respiración y al borde del colapso, y el tercero, que (ya estoy casi en la mitad del primer volumen del tercero) me parece que va a ser más definitorio.

Termina el libro y han pasado muchísimas cosas, pero otras muchas no han pasado, no las hemos visto, no nos las han narrado, hay tantas elipsis que uno podría llegar a pensar que se ha saltado varios capítulos (yo lo pensé, como lo leo en un libro electrónico, me dije, me da la impresión que algo falta).

Al empezar el tercer libro, Tormenta de espadas, el autor nos advierte de que los primeros capítulos suceden a la vez, o incluso antes, que los episodios que cuenta en Choque de reyes. Así que no nos perdemos nada. Solo hay que ir más allá en la lectura.

vía Me he quedado muerta desde que he visto esta foto.
No cuento nada, no me gusta spoilear los libros, ni las películas. Cuando les hablo de libros a los chicos de clase, y esto es a menudo, les cuento lo suficiente para que les interese pero nunca la historia completa. Para eso está el original, que está siempre mucho mejor contado.

vía

Por cierto, también me he hecho con las dos precuelas, en comic, que tienen muy buena pinta, pero que leeré cuando termine al menos el tercero y el cuarto.

(continuará...)

Comentarios

  1. uffffffff, me llevas ventaja, yo sigo con choque de reyes. Respecto a la foto, cada vez estoy mas convencida de que Jon Nieve es lobo y dragón :))

    B*

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, B*, algo oscuro hay en su origen. Ya lo descubriremos. Todavía no he llegado a la mitad del primer tomo de Tormenta de Espadas, pero se está poniendo todo interesantísimo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Para vos:

    http://detallada-mente.blogspot.com.es/2012/05/por-adelantado.html

    Gracias y un saludito!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Mariana, ya he publicado mi frase. Me hace un montón de ilusión que te hayas acordado de mí. Ayer conocí tu blog y me quedé.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado muerta con la foto de Jon Nieve y con la maldita frase de su autor, q no mate a ningun Stark mas!!! Yo acabo de empezar el primer libro del segundo ( no se si me explico) y lo estoy deborando, q buenos son!

    ResponderEliminar
  6. Pero pq haces esto... ahora tendré que engancharme... pq?

    ResponderEliminar
  7. Pero pq haces esto... ahora tendré que engancharme... pq?

    ResponderEliminar
  8. Dina, te explicas muy bien. Yo también me he quedado muerta con la foto de Jon Nieve. Y no quiero más Stark muertos, pero, bueno, me temo... No sé. En esta saga de repente el prota se muere y te queda huérfana. Así que cualquier cosa se puede esperar.

    Srta Moneypenny, engaaaanchate, engaaaanchate. Please, que ya verás cómo te gusta.

    ResponderEliminar
  9. Yo estoy enganchadísima a esta serie de libros, de hecho me he leido los 4 primeros en castellano y no pude esperar a que sacaran el 5 en castellano y me lo leí en inglés.

    ResponderEliminar
  10. No digas nada, eh? que aún estoy en el tercero, y por aquí van por el segundo. Enganchadísimas todas.

    Gracias por pasarte y comentar, Entre puntadas e hilos.

    ResponderEliminar
  11. Hola, tenemos bastante en común, pues yo también soy profe, mamá, y adicta a Canciön de Hielo y Fuego, de la que he leìdo ya las cinco entregas,por lo que no me queda más que esperar aaaññooooss para que el bueno de Martín nos bendiga con la sexta entrega. Así que a releer y re interpretar tocan. Encantada de conocerte y te sigo desde ya.
    Carmen

    ResponderEliminar
  12. Cardamomo: gracias por visitarme. Así que tenemos un montón de cosas en común. Yo aún no he terminado la tercera entrega de la saga, pero al paso que voy, creo que también me tocará esperar cuando acabe, que será pronto.

    Nos vemos, entonces.

    ResponderEliminar
  13. Ya estoy pasando la etapa de máximo frikismo, porque he llegado a meterme en foros especializados sobre el tema y hay múltiples hipótesis sobre el origen de Jon Nieve, pero según París, la mujer de Martín y casi coautora de la saga, la que comentáis mas arriba de un posible mestizaje lobo-dragón es "demasiado obvia". Ahí queda eso.
    Saluditos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cuéntame...

Entradas populares de este blog

Letras o ciencias

Tengo un cabreo monumental. Es de esos que te dura media vida, pero esta semana lo tengo recién despertado y con ganas de guerra.



Si pensáis que según el sistema educativo actual no existe la eterna división entre ciencias y letras, estáis completamente equivocados. Largos nombres, muchas palabras, para acabar diciendo prácticamente lo mismo de siempre. Lo mismo, pero con algunos matices, claro.
Cuando yo estudiaba el BUP, hace ya una eternidad, en tercero, escogíamos si nos apetecía más estudiar letras (puras, como fue mi caso, o mixtas, como muchos otros) o ciencias (también puras o mixtas).



Hoy por hoy, si tu hijo es un buen estudiante, sean cuales sean sus aspiraciones, sus profesores le instan a escoger en cuarto de la ESO y en Bachillerato las ciencias: Física y Química, Biología, Matemáticas. 
Las letras son para los mataos, los que no lo van a sacar, aquellos a los que les cuesta, que se vayan a estudiar cosas como el latín, la cultura clásica, la música o la plástica. Los bu…

Tortitas de avena

Algunas me habéis pedido la receta de tortitas que suelo hacer.

Y este fin de semana por fin tuve tiempo de hacer unas fotos con un poquitín de luz (no mucha, la verdad) para ilustrar la receta.

Los ingredientes.




80 grs de copos de avena.
Un huevo y 6 claras.
6 Cucharadas de queso fresco batido 0%
Una pizca de levadura.

Primero tenemos que triturar los copos de avena. Yo lo hago en la Thermomix, pero cualquier batidora de vaso os sirve perfectamente. Si tenéis harina de avena, no será necesario, claro.


Después añadimos el resto de los ingredientes.



Nota: no le pongo edulcorante porque no soy nada "dulce", pero podéis añadir el edulcorante que queráis.

Batimos un poco.



Preparamos una sartén que no se pegue. Yo utilizo siempre la misma. No me hace falta ni aceite ni nada.



Ponemos en la sartén unas cucharadas de la mezcla, a fuego suave y, cuando le salen burbujitas, le damos la vuelta.




Con esta mezcla me salen tortitas para dos días. Suelo hacer unas tres o cuatro para cada día.



12 pequeños cambios: enero

La de hoy es una de esas entradas que me dan más vergüenza que otra cosa. Sí, vergüenza porque enseño un rincón de mi casa, y no precisamente uno bonito (que alguno hay, os lo aseguro). Enseño el rincón más desordenado y vergonzosillo de toda la vivienda. Y todo por el reto #12pequeñoscambios.



Mi reto este mes estaba en el baño. Estas eran mis estanterías. Que nadie se asuste. Usamos normalmente este baño tres personas a diario y ahora que mi madre lleva más de un mes en casa somos cuatro, y cuatro personas muy desordenadas (bueno, tres, mi madre no es nada desordenada), así que todo termina muchas veces allí donde cae. Luego no sabes dónde lo tienes, ni qué productos están acabados, o compras champú porque crees que no queda y tienes cinco botes sin empezar (real)...





Así que estas son fotos reales de una vida real y estas también son las fotos reales de cómo ha quedado.





Los cambios son pequeños, pero son cambios.

También he organizado algunos cajones, aprovechando la fiebre "min…