domingo, 29 de mayo de 2016

Cabaret maldito

Nunca había estado en un cabaret y solo lo conocía a través de las películas.


Pero ayer tuve la oportunidad de asistir a uno. Y además con amigas.



Y aún me estoy riendo.



Lo pasamos genial, nos reímos muchísimo, disfrutamos un montón del espectáculo, pero también de la provocación al público, de la improvisación, de esos hombres y mujeres de cuerpos de escándalo...

Y hoy, a pesar de tener miles de cosas que hacer, tengo la mente en lo de ayer, en lo bien que lo pasamos y en cuándo quedamos la próxima.


sábado, 28 de mayo de 2016

Reto Wild Readers

Me he apuntado a un reto literario para el próximo mes de junio. Es un reto muy fácil y lo he encontrado en el blog Spiraling.


Se trata de elegir al menos una de estas tres categorías y leer un libro perteneciente a ella. Eso, o las tres, si quieres. Por eso resulta bastante fácil de llevar a cabo y, a pesar de ser fin de curso, me he apuntado.



Os copio literalmente del blog que os he enlazado arriba cuáles son las categorías:


a) Un libro que lleves años postergando su lectura (o lo que es lo mismo: un eterno título en la fila de pendientes).

Todos tenemos libros sepultados en el olvido y que siempre apartamos porque un nuevo libro (más bonito y seductor) se acerca a nosotros y nos come la oreja.

b) Un autor/a a quien le tengas miedo/respeto. O un género del que nunca hayas leído nada.

Un buen ejemplo de esta categoría sería Tolkien, un autor que debido a su narrativa más lenta y densa infunde respeto (o miedo) a los lectores.

c) Una segunda oportunidad a un autor que no te haya gustado.

Las segundas oportunidades son difíciles de dar, sobre todo si han sido precedidas por una mala experiencia. Pero, ah, en muchas ocasiones un nuevo intento, con otro libro, puede traer consigo una grata sorpresa.




No se trata de nada complicado para cumplirlo, así que me he decidido porque tengo que darle un empujón a mis lecturas.

viernes, 27 de mayo de 2016

Un proyecto

Una de las múltiples cosas pendientes que tenía para este trimestre era hacer un proyecto con mis alumnos.



El proyecto lo planteé relacionado con el Plan de fomento de la lectura y tenían que pensar en estrategias, ideas... para realizar ellos mismos dentro de ese plan.

Lo he hecho con unos alumnos de tercero de la ESO que se quedaban solos durante 8 días al marcharse sus compañeros a Inglaterra de viaje de estudios.

Cuando planteas estas cosas, sobre papel imaginas algo y lo que sale no es siempre lo planeado. Pero ha habido entusiasmo por su parte, y finalmente han salido dos actuaciones diferentes:

- Un grupo de alumnas se decidió por hacer una edición de Bookcrossing en el instituto. Lo realizaron durante la semana del libro (del 18 al 22 de abril).



Dejaron durante esos días unos libros escondidos en el centro, en diferentes lugares, y el que lo encontrara debía avisar de ello y leérselo (si quería) y comentar en un panel que habilitaron para ello. El siguiente paso era volver a soltar el libro una vez leído o devolverlo a la biblioteca.

La experiencia ha sido positiva hasta cierto punto.


- El otro grupo se empeñó en hacer un graffiti en el centro que fomentara la lectura entre los alumnos.

Fue un reto complicado, porque el instituto es de ladrillo y no encontrábamos una pared adecuada para hacerlo, hasta que finalmente la directora nos dejó utilizar la pared de la escalera principal.

Ha sido difícil llevarlo a cabo, y nos ha llevado mucho tiempo, pero finalmente el resultado, sin ser perfecto, no es del todo malo.



Eso sí, he terminado hasta los pelos de este grupo de alumnos. Y no porque sean malos, ni mucho menos, es porque hemos pasado juntos una semana, toda la mañana, sin separarnos ni un momento, codo con codo, hora tras hora, y ha sido totalmente estresante. Me he acordado muchísimo de los profes de primaria, que pasan tantas horas con los mismos alumnos. Tenéis el cielo ganado...

Como memoria del proyecto, he preparado este vídeo que me ha costado la misma vida, porque no se me da nada bien esto de editar imágenes y es lo mejor que he podido hacer después de muchas horas, así que no me lo tengáis en cuenta.