viernes, 4 de septiembre de 2015

De mutuo desacuerdo

Llevaba muchos meses detrás de esta obra de teatro. Muchos.



Y, por unas circunstancias u otras, no había podido ser ni cuando estuvieron bastante cerca, en Benavente, ni cuando hemos estado en Madrid, y pensaba que había perdido mi oportunidad.

Pero a principios de verano me llamó mi madre, como siempre, con la cartelera de teatro para estos meses en Palencia, para que le aconsejara qué ver y sacar las entradas cuanto antes. Y allí estaba. Así que me reservé el día para ir con ella.

Fue el viernes pasado. Y fue una experiencia fantástica.



Por los actores, que estuvieron soberbios, los dos.


Por el maravilloso texto del maravilloso escritor Fernando J. López.



Y porque trata un tema poco visto en el teatro: la separación de dos personas que tienen que seguir tratándose por su hijo. Todo ello en clave de humor, pero tomándose el tema muy en serio. Además, Fernando nos muestra muy bien una sociedad que parece moderna y evolucionada pero en la que los papeles del hombre y de la mujer, del padre y de la madre, no han cambiado gran cosa.Como la vida misma.

Os recomiendo muchísimo que vayáis a verla. Y están de gira de nuevo.

jueves, 3 de septiembre de 2015

Libro viajero: El mundo azul

Hace un tiempo Marialu nos habló de su libro viajero. Y también Carmen nos contó cosas de este mismo libro y de esta misma experiencia.


Y un grupo de chicas nos pusimos en marcha con algo parecido.

Fue Irene la encargada de formar el grupo y empezar la experiencia.



Yo conocía sólo a algunas de las chicas que formaban parte del Club de las Siete: a Remorada, con la que hace ya tiempo que tengo una buena relación, a Irene, claro, y a Desmadreando, a la que entonces sólo conocía de oídas y ahora mismo ya hemos compartido un par de vinitos y cafés por León.

Las otras tres chicas son Aida, Lorena y Amaia.


Y ha sido tan genial que ya estamos empezando con el segundo.

No por el libro elegido, no, que eso es otra historia, sino por poder leer un libro a medias con otras personas, por compartir pensamientos e ideas sobre lo que estábamos leyendo, y, por supuesto, por formar parte de un club tan selecto.



Y es algo sobre lo que estoy dando vueltas para poner en práctica con mis alumnos a lo largo del curso. A ver cómo lo organizo, cómo lo veo y si me resulta factible. Ya os contaré.

Y ahora el libro:



Título: El mundo azul. Ama tu caos.
Autor: Albert Espinosa.
Editorial: Grijalbo.

Un espanto. Un espanto en todos los sentidos. Está mal escrito, el argumento no se sostiene por ningún lado, no dice más que tonterías y además está sin corregir. Se me iba la mano (me tocó el rotulador rojo, además) a corregir tildes, errores de expresión, faltas de ortografía, incongruencias... No os digo más que a mitad del libro nos cambia el nombre de un personaje y se queda tan ancho...

En fin... Eso nos ha servido para reírnos muchísimo, ha estado genial, porque nuestros comentarios ha sido de lo más divertido.

No lo recomiendo a nadie. Y eso que yo ya me había leído dos libros de este autor y (vale, es un cansino...) no me habían parecido malos.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

25 años

Punto número uno: soy una niña.

https://es.pinterest.com/pin/478648266622070260/


Punto número dos: es imposible que lleve veinticinco años con el mismo chico.

https://es.pinterest.com/pin/475481673136129748/


Punto número tres: el calendario me dice lo contrario.

https://es.pinterest.com/pin/297448750365583662/


No hay más que decir...

Llegados a este punto es genial tener a alguien a tu lado que te de cariñitos.

https://es.pinterest.com/pin/475481673134540880/


Que te haga reír (todavía).


https://es.pinterest.com/pin/484629609876362907/

Que te deje espacio, mucho espacio, para ser quien quieras ser.

https://es.pinterest.com/pin/308355905712775305/


Que, como decía el otro día Cristina, te deje leer tranquila.

https://es.pinterest.com/pin/559642691170126420/


Y que prepare los mejores platos de pasta del mundo mundial.


https://es.pinterest.com/pin/308355905712775305/

 Vamos, que pensándolo bien, tengo mucha suerte.